Un verano movido para Masai Ujiri y los Toronto Raptors

Toronto Raptors 2018-19

Si nos remontamos un año atrás en el tiempo, la situación de la plantilla de los Toronto Raptors era completamente distinta a la actual. En marzo de 2018, el proyecto tenía dos caras bien reconocidas como líderes de la franquicia, Kyle Lowry y DeMar DeRozan. A su vez, en los banquillos el capitán de la nave era Dwane Casey. Un año después la situación de la franquicia es diferente a todas luces. Hoy, vamos a hablar del futuro de los Toronto Raptors.

Para empezar, DeMar DeRozan ya no se encuentra en el equipo. Tras 9 temporadas en Canadá, DeMar hacía las maletas con destino a San Antonio. Uno de los mejores jugadores de los últimos años en Toronto ponía fin a su etapa en los Raptors. Con DeRozan, viajó Jakob Poetl a cambio de Kawhi Leonard y Danny Green.

Otro que ya no se encuentra en los Raptors es Casey, su ex-entrenador fue despedido a pesar de haberse llevado el premio a ‘Coach of the year’ por su trabajo realizado en la temporada 2017/18. Su sustituto ha sido Nick Nurse, asistente de Casey desde el año 2013.

La apuesta de Masai Ujiri

Así las cosas, como decíamos, la situación es completamente diferente 365 días después. Nurse es el ‘Head-Coach’ y Kawhi Leonard es ahora la pareja estrella de Kyle Lowry. Y en la referencia interior ya no nos encontramos con Valanciunas como dueño de la zona, ahora su puesto es del español Marc Gasol. Demasiado cambio. Aunque algo se mantiene igual, los Raptors son uno de los mejores equipos de la liga. Pero las sensaciones de cara a playoffs son muy diferentes. Van muy en serio.

Y es que, cuando Masai Ujiri (conocido por su dureza y destreza a la hora de negociar un traspaso) decidió apostarlo todo a Kawhi Leonard en detrimento de DeRozan, lo que buscaba era esta sensación de cara a la post-temporada. Sabía que sacrificaba parte del futuro de la franquicia y se la jugaba todo a una carta. A una temporada.

Estadísticas 2018-19 de Kawhi Leonard en los Raptors

Kawhi Leonard es agente libre este verano (cuenta también con una player option) y puede abandonar la franquicia tan solo una temporada después de su llegada. DeMar, en cambio, contaba con un contrato de larga duración – 54 millones en las dos próximas temporadas – algo que daba mayor continuidad al proyecto.

Situación contractual y salarial de los Raptors

Contar con grandes jugadores, suele acarrear por ende asumir grandes contratos. Y los Raptors  poseen una de las mejores plantillas de la liga. Pero su situación salarial no está muy aseada que digamos. Para este verano cuentan con 26 millones libres hasta el tope salarial, marcado por la NBA en 109 este año. Y de seguro, si quieren mantener el bloque, lo van a superar.

Para superar el impuesto de lujo, las tornas se presentan algo más aireadas puesto que está fijado en los 132 millones. Esto aumenta el margen de maniobra de la gerencia hasta los 49 millones. Aún así,  la maquinaria e ingeniería salarial en Toronto va a echar humo este verano. Tendrán que agarrarse a las bondades que concede la NBA en su entramado de salarios, límite e impuestos.

Los ‘Bird Rights’, la salvación de la gerencia de los Toronto Raptors

La NBA cuenta con bastantes herramientas contractuales para regular el correcto funcionamiento de la liga. Desde las excepciones salariales, los mínimos de veterano hasta la ‘Rose Rule’ o los Bird Rights. Esto último puede suponer la continuidad del proyecto ‘Raptor’.

Los Bird Rights son derechos adquiridos por los jugadores tras mantener un contrato por más de tres años de duración con una misma franquicia o tras haber sido traspasado a otra franquicia sin haber sido cortado. Dichos derechos permiten a la franquicia perteneciente mantener a los jugadores en sus equipos, aunque sus renovaciones supongan superar el límite salarial.

Masai Ujiri Toronto Raptors 2018-19

Kawhi Leonard, la pieza maestra de los Toronto Raptors

El más importante en el escalafón de renovaciones. A estas alturas no vamos a descubrir quién es Kawhi Leonard y la magnitud en la cancha que representa como jugador. Kawhi es el mejor ‘two-wayplayer de la NBA. Criado bajo la cultura y la mano de Greg Popovich, la liga ha visto el crecimiento y la explosión del ‘2’ en la liga durante estos últimos años. En la actualidad, su capacidad para ser una auténtica pesadilla para cualquier equipo o jugador rival es una realidad. Es una super estrella de la liga con todas las letras.

Pero Kawhi sale al mercado este verano, y candidatos no le van a faltar de seguro. Muchos equipos de la NBA van tentar al ‘2’ con proyectos jugosos y apetecibles a los que unirse. Aunque los Raptors cuentan con dos ventajas. La primera; el proyecto canadiense es de los más interesantes de la liga (si se mantiene) y la segunda; son el equipo que más puede ofrecerle salarialmente de toda la liga. Toronto puede ofrecer 190 millones por 5 temporadas al alero mientras que el resto ‘tan sólo’ 141 millones durante cuatro temporadas.

Su renovación por dicha cantidad situaría a los Raptors en 12 millones por encima del límite salarial y a tan solo 9 de llegar al impuesto de lujo. Con las renovaciones de Green y Marc aún por realizar.

Danny Green, algo más que un tirador

En el traspaso entre Kawhi y DeRozan iba incluido Danny Green con destino a Canadá. Un role-player de gran nivel, capaz de abrir la pista con su gran tiro exterior, generando espacios sin balón para sus compañeros y un jugador más que aceptable en tareas defensivas. Y como cada vez vemos más, jugadores como Green son fundamentales en cualquier equipo contender.

Es por ello que contar con Danny Green dentro del equipo se posiciona como clave en el ecosistema de Nurse. Su buen rendimiento hace apuntar a que los Raptors querrán mantener sus servicios por varias temporadas. Para ello, le tenderán una mejora de su contrato en verano. Green finaliza esta temporada un contrato por valor de 10 millones y ofertas de varios equipos no le van a faltar. Por lo que si quieren retenerle en Toronto, será necesaria una mejora salarial.

Danny Green Toronto Raptors 2018-19

De darse por dichas cifras los canadiense ya se situarían por encima del impuesto de lujo. Y aún quedaría de añadir una, previsible, renovación de Marc.

El futuro de Marc Gasol es toda una incógnita

El pivot de Sant-Boi apenas ha cumplido la decena de partidos vistiendo la camiseta roja de los Raptors. Tras más de 10 temporadas defendiendo los colores de los Grizzlies, en las cuales se convirtió en un icono del ‘Grit&Grind’ y en uno de los jugadores más queridos en la ciudad en muchos años, Marc puso rumbo a Toronto hasta final de temporada.

Su llegada supone otro redoble en la apuesta de Ujiri de conseguir este año el anillo. Su aterrizaje en Toronto permite a la franquicia contar con un papel nuevo hasta ahora. Porque Marc es un protector de la zona, una roca bajo los aros en defensa y en ataque aporta algo nuevo; generar desde la zona y el codo para sus compañeros y para él. Un lujo que cualquier equipo desearía tener.

Pero Marc cumple la temporada que viene 35 años y el final de su carrera o un posible declive se pueden llegar a intuir como lógicos en los próximos. Es por ello que su nuevo contrato no rondará los 25 millones que recibe ahora. Pero novias no le van a faltar tampoco este verano y habrá que ver cuáles son sus sensaciones individuales y respecto a su papel en el equipo. Así como de sus aspiraciones personales.

La situación se verá en verano pero, de firmar la renovación, los de Toronto se pueden ir hasta los 20 millones por encima del impuesto de lujo. Lo que obligará a la franquicia a pagar una alta cantidad de dinero.

Marc Gasol Toronto Raptors 2018-19

Derruir el proyecto y apostarlo a uno nuevo en la temporada 2020/21, ¿opción para los Raptors?

Este verano marcará un punto de inflexión en el futuro del proyecto. Si no se consigue mantener las piezas para darle continuidad, Ujiri puede darlo por finalizado y apostarlo todo a uno nuevo en 2020. Analicemos la situación en la que se encontrarían ese año.

La temporada que viene jugadores como Kyle Lowry, Serge Ibaka, Pascal Siakam o Fred Van Vleet terminan contrato. Lowry ha sido la estrella de la franquicia, pero su tiempo en Toronto puede estar cerca. Cuando su contrato termine contará con 34 años y puede que entonces la franquicia busque nuevos objetivos en su puesto.

Además, si este verano no consiguen las renovaciones que afrontan, los Raptors se situarían con tan solo 13 millones comprometidos en salarios. Lo que les da un margen de 105 millones para montar un equipo a su gusto.

Dichos 105 millones son teóricos. Siakam cuenta con todas las papeletas para renovar y su rendimiento será recompensado con un buen contrato. Por lo que la cantidad disminuiría, pero aún así se seguirán quedando con un margen más que amplio para moverse en la ‘Free Agency’. Con tanto espacio, el objetivo serían dos super-estrella de la competición. Y con Ujiri, todo es posible.

Para ir terminando, el futuro de los Raptors pasa por darle continuidad al proyecto este verano, aunque entrarían en impuesto de lujo. Si no lo consiguen pueden apostarlo todo al verano de 2020 y crear un equipo nuevo. Bendita NBA.

Quién escribe
Adrián Pozo

Lee más artículos míos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.