Utah baila a ritmo de Jazz

Mitchell celebrá con rabia una canasta. Sltrib.com
The following two tabs change content below.

Ximo López Guijosa

Adicto a la pelota naranja. Fisioterapeuta y futuro Osteópata. Tu opinión cuenta , y mucho. Porque la vida puede ser maravillosa..

Los Utah Jazz están completando un año para el recuerdo. Salt Lake City tiene un equipo como no ha tenido en años. Lo dicen los números y lo dicen los rivales, que no son capaces de superar con facilidad a una franquicia que nadie colocaba en Playoffs este año. Mucho menos tras la marcha de Gordon Hayward.

Definición de equipo: Utah Jazz

Equipo. Esa palabra tan simple y a la vez tan compleja en el mundo del deporte es la que ha conseguido adoptar en tu totalidad los Jazz. En muchas ocasiones, la calidad, por sí sola, te permite ganar partidos, pero los campeonatos únicamente los ganan los equipos. Y si a este equipo le añades alguna pieza de calidad, entonces ya tienes todos los ingredientes para el éxito.

Utah Jazz fue el segundo mejor equipo defensivo de la temporada regular (tras otro equipo en mayúsculas como son los Celtics). Ahora es el cuarto mejor equipo defensivo de Playoffs (103.8 pts rating def), 2º en rebotes por partido en Playoffs (48.7) y 1º en robos por partido Playoffs (10.3). Jugar contra un equipo unido que se deja el alma en cada partido y que además controla los rebotes y los robos, es un mal negocio para cualquiera.

Rudy Gobert, la clave de la defensa de los Jazz

El principal artífice de esta muralla defensiva en la que se ha convertido Utah es el francés Rudy Gobert, que muy probablemente será nombrado mejor defensor del año. El equipo notó mucho su ausencia a mitad de temporada ya que se ausentó durante 26 partidos. Con el francés en pista, los Jazz encajaron en temporada regular 97.7 puntos y sin él 101.6. En Playoffs el resultado no es tan dispar, 101.4 con Gobert y 103.8 sin él. Al margen de los números, la sensación es que el aro de Utah es inexpugnable gracias a su trabajo.

Gobert tapona a Westbrook durante estos Playoffs. Cdn-desertnews

Gobert tapona a Westbrook durante estos Playoffs. Cdn-desertnews

Ricky Rubio, “el que nunca hace nada”

Dirigiendo la orquesta tenemos a don Ricky Rubio, que se encuentra en su plenitud deportiva. Comenzó la temporada decepcionado. Minnesota armó un equipo muy competitivo, pero le traspasó y confió en Jeff Teague para su ambicioso proyecto. Aquello le llevó a hacer borrón y cuenta nueva, cambió de look y de ciudad, había que empezar de cero. Lejos de venirse abajo por recalar en unos Jazz desolados por la marcha del agente libre Gordon Hayward, tomó el mando y junto con la plena confianza de Quin Snyder, elevó su baloncesto a otro nivel. Estadísticamente no se observa una notable mejora. Pero la diferencia es muy grande, ha cambiado su forma de afrontar los partidos y sobre todo, ha ganado mucho en liderazgo.

Ricky Rubio juega Pick and Roll con Gobert. I.eurosport

Ricky Rubio juega Pick and Roll con Gobert. I.eurosport

Hace unos días, en el game 3 frente a Oklahoma, firmó una actuación estelar, consiguiendo un triple doble con 26 pts, 11 reb, 10 ast y un +22 con él en cancha. Únicamente un jugador de Utah Jazz había conseguido un triple doble en la postemporada, y fue el mítico John Stockton en 2001. Además es el segundo español de la historia en firmar un triple doble en Playoffs, tras el conseguido por Pau Gasol en 2013. Otro dato escalofriante es que tras haber disputado 4 partidos frente a los Thunder, los Jazz han ganado por 45 puntos durante los 137 minutos que ha estado en cancha el base español. Ricky Rubio se está comiendo con patatas a Mr. Triple doble Russell Westbrook.

La estrella inesperada: Donovan Mitchell

Sobre Donovan Mitchell se nos acaban los adjetivos. Ese chico que se convirtió en una estrella de la liga desde que Adam Silver pronunciase su nombre el día del Draft. Ha demostrado, tanto en temporada regular como en lo que llevamos de Playoffs, un recital de recursos ofensivos y defensivos, así como una inteligencia abrumadora sobre qué hacer y qué no, en cada fase de los partidos. Tras batir el récord que ostentaba Damian Lillard, como el novato con más triples anotados en temporada regular con 186, ha anotado 110 pts en sus primeros cuatro partidos de Playoffs, segunda máxima cifra hasta la fecha tras la conseguida en 1985 por la leyenda Michael Jordan (117 pts). Juzguen ustedes mismos y valoren cada cuanto tiempo nos encontramos con un jugador similar.

Donovan Mitchell se proclamó campeón del concurso de mates este año. Gannett-cdn

Donovan Mitchell se proclamó campeón del concurso de mates este año. Gannett-cdn

Los secundarios de Utah Jazz

Completan este tremendo equipo Joe Ingles perforando la red desde el triple (46.7 % de acierto en Playoffs), Derrick Favors atrapando muchos rebotes y dando segundas oportunidades a los ataques, el novato Royce O’Neal rayando a un nivel inexplicable y Jae Crowder haciendo buenas labores defensivas.

Todos los jugadores de Utah están firmando una gran temporada. Cdn.vox-cdn

Todos los jugadores de Utah Jazz están firmando una gran temporada. Cdn.vox-cdn

Uath Jazz frente a los Thunder

Una barrida en toda regla. Y es que, hasta el momento, Utah ha superado en todas las facetas del juego a Oklahoma. El único que se salva de la quema, Paul George, que vive en un quiero y no puedo constante. Tras la exhibición en el tercer partido de los Jazz, Oklahoma llevó el cuarto partido a la fuerza y al conflicto. Buscaban intensificar la eliminatoria y cargar de faltas a algunos de sus jugadores clave. Nada más lejos de la realidad, ya que fue Rusell Westbrook quien a mitad del tercer cuarto ya llevaba 5 faltas personales. Tanganas, golpes, barullo, pero poco baloncesto por parte de los Thunder.

Utah y Oklahoma están viviendo una serie muy intensa. Cdn-deseretnews

Utah y Oklahoma están viviendo una serie muy intensa. Cdn-deseretnews

Caras de impotencia y desolación ante el difícil panorama en el que se encuentran. Remontar un 3-1 casi nunca ha sido posible. Cierto es que han hecho muchas cosas mal en esta serie, pero no le debemos quitar el más mínimo merito a Utah, que camina con paso firme hacia las semifinales de conferencia. Take note.