Un vistazo al fútbol en Escocia

No es una de las competiciones más populares en cuanto al fútbol se refiere. Sin embargo, el fútbol escocés tiene detrás una estructura diferente respecto al resto de ligas europeas. Además, cuenta con algunas de las rivalidades más históricas.

Historia y estructura del fútbol escocés

El fútbol en Escocia surge en el Siglo XV. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX en el que empieza hacerse popular, principalmente en Glasgow y Dunbartoshire

Una temporada del fútbol escocés, que va desde agosto hasta mayo del año siguiente, se divide en dos fases. Durante la primera, cada club juega tres partidos contra los demás equipos. Después de esta fase en la que todos los clubes han jugado 33 partidos, se realiza una división en la liga en dos zonas.

Una zona contiene a los equipos que ocupen las posiciones de la 1ª a la 6ª posición y la otra a los equipos que ocupan las posiciones de la 7ª a la última. Cada club juega entonces otros cinco partidos contra los otros cinco equipos en su propia zona.

Cabe destacar que la conformación de las zonas se determina al momento de la división, una vez que todos los equipo hayan jugado 33 partidos. Los puntos obtenidos durante la primera fase se siguen teniendo en cuenta para la clasificación final. Sin embargo, los equipos sólo compiten dentro de su sección en la segunda fase. Una vez finalizada la primera fase, los clubes no pueden salir de su propia zona en la liga, incluso si suman finalmente más o menos que un mayor o menor equipo clasificado, respectivamente para ambos casos de las zonas.

Rivalidades míticas del fútbol escocés

El derbi por excelencia y el partido que todo el aficionado escocés espera cada temporada es el conocido como Old Firm. Lo disputan el Celtic de Glasgow y el Glasgow Rangers entre tres y cuatro veces de media por temporada entre Liga y Copa.

fútbol escocés: Celtic de Glasgow y Glasgow Rangers
El derbi entre Celtic de Glasgow y Glasgow Rangers es el máximo representantes del fútbol escocés. Foto: The Celtic Wiki

Cada equipo representa una religión y una forma de vivir. El Celtic es el conjunto de los católicos y el Rangers el de los protestantes. Los aficionados de ambos equipos se tienen un odio mutuo que viene de la época del sectarismo de Irlanda del Norte. Esta ideología se trasladó a Escocia y al fútbol escocés.

Sus grupos más radicales son Inter City Firm Celtic Soccer Casuals. Una de las peleas más duras que se recuerda fue en la final de la Copa en 1980. En el Hampden Park de Glasgow los hinchas del equipo católico saltaron al césped para celebrar el título. A continuación lo hicieron los del Rangers. Como cabía esperar, el resultado de aquella pelea no fue satisfactorio

Actualmente, estos dos equipos son los que puedan competir más decentemente a nivel europeo. Sin embargo, no podemos olvidar otros equipos que lograron triunfar en los 80’. Algunos de estos equipos fueron el Aberdeen, entrenado por Sir Alex Ferguson en esta década, el Dundee, el Hibernian o el Heart of Midlothian.

Son estos dos últimos equipos, los que protagonizan otra de las mayores rivalidades del fútbol escocés. Ambos son equipos de la ciudad de Edimburgo y, al igual que Celtic y Rangers, el Heart of Midlothian está apoyado por protestantes y el Hibernian F.C por católicos.

Deja un comentario