Vitorino Hilton secó al Paris Saint-Germain con 40 años

Son pocos los jugadores que llegan o rozan la cifra de cuarenta años de edad jugando al fútbol en la gran élite europea. Los más conocidos son Buffon (39) y Totti (que este verano puso fin a su carrera como jugador a los 40 años). Ayer pudimos ver un nuevo héroe en la Ligue 1, un jugador capaz de contrarrestar los ataques de un equipo hecho a base de ceros a la derecha, contando con una delantera que ayer salió con Kylian Mbappé (180 millones de euros), Julian Draxler (46 millones de euros), que luego fue cambiado por Lucas Moura (40 millones de euros), y Edinson Cavani (64 millones de euros). Su nombre es Hilton, y su edad 40 años. Nunca ha sido un gran jugador ni ha sido mundialmente conocido, pero ayer se encargó de defender su portería contra estas cuatro bestias de área.

Mbappé fue uno de los que se vio superado por la defensa del Montpellier.
Mbappé fue uno de los que se vio superado por la defensa del Montpellier. Fuente: diez.hn

Con dos décadas de fútbol a sus espaldas no se cortó a la hora de frenar jugadores por los que media Europa ha suspirado y siguen suspirando. Sacó un punto muy valioso de la visita del gran favorito a llevarse el título francés, aspirante a ser el mejor club europeo.

Nadie hubiera dicho ayer que aquel central que estaba haciendo la vida imposible al club parisino superaba el doble de edad de Mbappé. Dejó atrás las canas, se vistió de corto, cogió el balón, y enseñó a jugar al fútbol. Jugadores, estando en los mejores clubes de Europa, cuando empiezan a pasar los 40 años, llegan a cansarse y dejan de disfrutar del deporte y la competición, ya sea por la presión o por el cansancio. Pero él sigue ahí, en el Montpellier, sin hacer ruido, habiendo jugado incluso la Champions League con el Olympique de Marsella, jugando sus partidos sin ser el que más cobra o el que más sale en las revistas, pero disfrutando del fútbol como un joven veinteañero, saboreando el punto de ayer como si hubiera ganado la Champions, sintiendo sus colores hasta que de verdad no pueda más.

Es una pena que no sepamos nada de estos grandes jugadores, que solo prestemos atención al espectáculo y demos de lado al sacrificio de jugadores como este. Seguramente él no sea el único que sigue dejándose la piel en el campo a los cuarenta años o más, pero tampoco creo que sea yo el único que no los conoce.

Deja un comentario