The following two tabs change content below.

Abel Caride

Amante del fútbol inglés siempre con un ojo en las demás ligas europeas. Gooner y del Athletic. NBA en general, Sixers y Jazz en particular.

“Entrenar es una historia de amor con un club, tienes que esperar que dure para siempre y aceptar que podría acabarse mañana”  Arséne Wenger.

Wenger Arsenal 20 years

Wenger el día de su presentación como entrenador del AFC.dailymail.co.uk

El mundo del fútbol es muy extraño, lejos queda la pasión por unos colores, la pasión por una filosofía, la pasión por una afición la pasión por el fútbol. Hoy en día el fútbol ya no gira en torno a tú afición, a tú escudo, a los tuyos… hoy en día el fútbol por desgracia gira en torno al dinero y a conseguir un supuesto éxito sin importar como ni por qué. Hoy en día quedan pocos futbolistas románticos con los equipos de sus vidas, con ese equipo que le dio la oportunidad de vivir en las estrellas, también hoy en día quedan pocos entrenadores que puedan crear ese romanticismo entre afición y que les dejen, el resultadismo deja a los entrenadores como títeres al borde del fin de función constantemente, crear una especie de amor platónico mutuo. Uno de eses entrenadores es Arséne Wenger el cual justo hoy pero hace veinte años se convertía en entrenador del Arsenal FC.

Los buenos momentos

Como toda historia de amor siempre hay buenos y malos momentos. Los buenos de Wenger como entrenador del Arsenal son muchos. Llegó en medio de muchas críticas, era un desconocido, pero pronto implantó su ADN en la entidad gunner. Pronto, en su segunda temporada, ya ganó sus primeros títulos con el Arsenal, un doblete histórico de Premier y FA Cup, el segundo doblete en los más de 100 años de historia del Arsenal. También ha llevado al Arsenal al top-4 de la Premier a lo largo de su carrera aquí, algo que casi ningún equipo de las grandes ligas europeas a logrado obtener.

A lo largo de los años Wenger siguió ganando títulos, 15 títulos en total, pero quizás el más recordado sea la Premier League de la temporada 2003-2004 conocida como la de “Los Invencibles“. Dicha temporada el Arsenal pasó a la historia ganando la Premier sin perder ni un solo partido, en total fueron 49 partidos seguidos sin perder un partido. Proponiendo un fútbol vistoso jamás visto por aquellos lares. Curiosamente tiempo atrás de dicho logro Wenger fue objeto de muchas burlas al afirmar que aquel Arsenal podría ganar una Premier sin perder un solo partido, dicho y hecho.

Wenger Era

Estado del Arsenal en Premier antes y durante Wenger.twitter @behnisch

A parte de los títulos Wenger, como licenciado en economía que es, fue parte importante en ayudar al Arsenal a ir un paso más allá para ayudar a fortalecer la economía del club ante la llegada del petróleo y los grandes inversores al fútbol moderno. Para ello el club, que ya antes de la llegada de Wenger lo intentó pero no obtuvo los permisos, se enfrascó en la construcción de un nuevo estadio, el Emirates Stadium, del cual actualmente se triplican los beneficios del ya extinto Highbury. Todo ello más nuevos patrocinadores y otras fuentes de ingresos permiten al Arsenal actualmente al menos dar batalla contra los poderosos de Europa. Este ha sido un paso más en la historia de Wenger.

Títulos que pasarán a la historia, ser parte importante en la construcción del Emirates… ¿Qué más ha dado Wenger al Arsenal?. La respuesta es, un sin fin de jugadores a los que hoy en día los gooners admiramos. Wenger siempre ha sido un entrenador que ha descubierto a grandes jugadores a lo largo de su carrera, Henry, Viera, Cesc entre muchos otros. Relanzó carreras como las de  Adams o Bergkamp entre otros y logró llevar a muchos jugadores al cénit de su carrera, devaluados tras abandonarlo como entrenador.

Wenger Invencibles

Los invencibles de Wenger.twitter.com

Creo en el trabajo, en las conexiones entre los jugadores, creo que lo que hace grande al fútbol es que es un deporte de equipo. Se puede ganar de diferentes maneras, en equipo, o por tener los mejores jugadores individuales. A mi la ética del equipo me interesa, siempre Arséne Wenger.

Los malos momentos

En el amor como en la vida siempre hay malos momentos y Wenger en el Arsenal los vivió. Curiosamente Wenger siempre ha dicho que sus mejores años fueron desde 2007 hasta 2013, los cuales fueron los años más sufridos para la afición gooner en la época de Wenger. Y lo dice por qué eran años de penurias para tener un futuro mejor, algo que sobre el papel es tan cierto como que la lluvia moja. Sin embargo para el mundo gunner fueron los años menos felices.

Todo practicamente empezó desde aquella final perdida, injustamente para mí, de la Champions League contra el Barça. Aunque se intentó un año más ese partido marcó el fin de una era y dio comienzo a la era de tener estabilidad económica para pagar el Emirates Stadium, costó 580 millones de euros a lo que había que añadirle otros costes de préstamos y demás. Fueron años donde cada estrella que Wenger descubría venía otro con más dinero y se la quitaba. El barco se hundía, solo hay que ver con que plantillas afrontaba Wenger las temporadas, sin embargo Arséne Wenger se mantenía en él, a flote en un top-4 constante que acortaba más y más los tiempos del pago de la deuda.

Wenger Champions

Wenger mirada perdida ante el gran trofeo.talkingbaws

Wenger frente a un barco débil que luchaba contra grandes mareas, era el capitán y un capitán jamás abandona su barco. Wenger no lo hizo, clubes con mayores presupuestos, con “cheques en blanco”, poderosos en el fútbol europeo como Real Madrid, Bayern o PSG petaron varias veces a su puerta, así como las selecciones francesa e inglesa. Lo mejor para Wenger hubiese sido irse, podría practicamente haber dispuesto de las mejores plantillas y fichar casi a los mejores jugadores pero no quiso, él estaba enamorado del Arsenal y cuando estás enamorado luchas contra todo para llegar a puerto contra viento y marea al mando de tú débil barco.

Si yo te pregunto si quieres que ganemos dos puntos más pero perdamos 150 millones… ¿Qué me dirás? Me dirás que quieres ganar dos puntos más. Pero si te planteo una segunda cuestión, ¿de dónde sacamos 150 millones? probablemente no me darás la misma respuesta. Arséne Wenger.

El desenlace

Toda historia de amor tiene un desenlace, para bien o para mal siempre se acaban. La historia de Wenger con el Arsenal está cerca a su fin, puede que esta temporada o dentro de una o dos pero hasta el propio entrenador publicamente lo ha reconocido. Lo mejor que le podría pasar a Wenger sería acabar la historia con un gran título, por ello pelea y por ello peleará hasta el último de sus días como entrenador del Arsenal. A los largo de sus 20 años aquí Wenger ha sido admirado, y cogido como ejemplo, por muchos de los mejores entrenadores de la actualidad. Para el mundo del fútbol, para el fútbol inglés para todos lo que ha logrado Wenger va más allá del número de títulos que tenga en su haber, va más allá de los resultados, de las frases y de los hechos. Al final con lo único que se debe quedar un gooner es con la historia de amor vivida todos estos años y con la historia que nos queda por vivir gracias a una conquista elaborada en años oscuros, 2007-2013, para que en el futuro podamos seguir estando enamorados.

Wenger Stadium

Wenger fue partícipe en la construcción del Emirates. twitter.com

La belleza de la competición y de este club es ser exitoso respetando el balance y los fondos del balance financiero. Todo lo demás, para mí, no es normal” Arséne Wenger.