Categorías: Perfiles jugadores

Xavi: el adiós de una leyenda

La leyenda culé Xavi Hernández se retiró del Barcelona en el 2015, el club de toda su vida, después de 17 temporadas. Una vez coronado como campeón de Liga por octava vez en el Vicente Calderón, el centrocampista convocó una rueda de prensa. Después de todos los rumores (viaje incluido) que le vinculaban a Qatar y de que ya sonara para irse el verano de 2014, estaba cantado que pensaba anunciar públicamente su marcha.

Por si quedaba alguna duda, su padre, Joaquín Hernández, las disipó previamente en ‘El Partido de las 12’ de la Cope. «Ha llegado el momento de Xavi de decir adiós, pero la vida continúa. Creo que su decisión ha sido muy meditada y va a ser acertada. Tiene la gran ilusión y la gran suerte de haber encontrado una oferta impresionante para continuar jugando al fútbol, comenzar a prepararse como entrenador en un futuro y también para tener un poco de tranquilidad», señaló. «Su máxima ilusión hubiera sido acabar aquí su carrera futbolística, pero tiene 35 años y cree que ha llegado el momento de decirle basta al club», agregó Joaquín Hernández, confirmando el adiós del centrocampista de Terrassa.

Xavi Hernández marcó uno de los goles en el 5-0 al Real Madrid de Mourinho.

Así pues, la gloriosa etapa de Xavi Hernández no solo como jugador del Barcelona, sino como jugador de primer nivel, toca a su fin. Y no habrá palabras suficientes para valorar todo lo que ha conseguido. Para muchos es el mejor futbolista español de todos los tiempos. Ha sido el jugador que marcó el estilo del mejor Barcelona de la historia y de la mejor España de la historia. El centrocampista que, con su inteligencia táctica y su prodigiosa visión de juego, encandiló al fútbol mundial. Aquel chico de Terrassa al que de pequeño en La Masía le enseñaron a no perder el balón y que siempre utiliza su característico giro para salir de la presión.

La explosión tardía de Xavi Hernández y su cambio de posición

Pero no todo fueron momentos dulces. Xavi fue uno de esos jugadores que tardó en explotar. Debutó con Van Gaal en 1998 y alternó en sus primeros años el filial con el primer equipo. Estaba designado para jugar de 4, para ser el sucesor de Guardiola como pivote defensivo, pero no era su posición. Entonces hubo malos tragos, banquillos y veces que se quedó fuera de la lista de la selección, pero finalmente fue Rijkaard quien encontró la solución: adelantarlo unos metros para que jugara como interior.

Frank Rijkaard encontró sitio a Xavi Hernández adelantándolo unos metros.

Xavi, además de su clase excepcional en la organización del juego, ganó en llegada y en sus años posteriores sumó el gol a su repertorio. Aunque ganó en importancia en los años de Rijakaard, su explosión definitiva no se produjo hasta la Eurocopa 2008, de la que fue nombrado mejor jugador. El colosal centrocampista sirvió de guía para desterrar los complejos que sacudieron a la selección durante generaciones y conquistar un título histórico. Xavi era el máximo exponente de los ‘bajitos’ por los que apostó Luis Aragonés, y como tal, indiscutible en sus planes. En mi opinión, la primera Eurocopa fue en la que España práctico el fútbol más brillante. Con Xavi.

Justo después la llegada de Guardiola al Camp Nou terminó de convertir a Xavi en el futbolista reconocido que es hoy. Su papel en los éxitos tanto del Barça de Pep como de la selección española de Del Bosque está fuera de toda duda. Tras unos años de continuas victorias la edad fue pesando e impidiendo ver al mejor Xavi.

Xavi Hernández: Un adiós tras la cuesta abajo, pero con un palmarés envidiable

El bajón de rendimiento se hizo evidente en la temporada que el ‘Tata’ Martino dirigió al Barça, en la que fue titular y el equipo acabó fracasando en todos los títulos. Además, para rematar, sumaría un nuevo fracaso con España en el Mundial de Brasil, donde fue suplente en el partido decisivo. Xavi se retiró de la selección y sopesó irse a Qatar, pero finalmente se quedó un año más. No podía irse después de una temporada en blanco. Ahora, con la Liga ganada y la posibilidad del triplete en el horizonte, ha sentido que es el momento. De conquistar Champions y Copa pondría el broche de oro a un palmarés envidiable, donde, además de las ocho ligas, habría cuatro Champions League y otros tantos títulos. Casi nada.

Xavi Hernández, en un partido de la Eurocopa 2008 con España.

En su última temporada, con Luis Enrique como entrenador, aceptó su papel de suplente y se convirtió en un recurso muy útil en las segundas partes. Sus últimos años grises no nos pueden impedir valorar la extraordinaria trayectoria de Xavi Hernández. Un genio del balón que se pasó una década dando lecciones de fútbol en los campos de España y de Europa.Un genio inigualable al que echaremos de menos.

Xavi Hernández: One man club

El de Terrassa es, además, de los pocos jugadores que pasaron toda su carrera deportiva de primer nivel en un solo club. Como el mítico Gerrard, que se despidió el sábado de Anfield Road, o como Casillas, su compañero en las categorías inferiores de España desde pequeño y otro de los grandes baluartes de los éxitos de La Roja, que pasa por momentos difíciles en el Real Madrid. Pero no hay palabras para valorar al genio Xavi. Como indicó Iniesta: «Es único e irrepetible».

Compartir

Ver comentarios

  • Sí, tiene toda la pinta. Uno de los motivos que esgrime para marcharse es para formarse como futuro entrenador. Allí están metiendo mucho dinero en la Academia Aspire, que tienen equipos muy buenos que ganan torneos en categorías inferiores.

  • Se va como un señor. Cuánto deberían aprender otros. El suyo es un camino ya escrito. Retiro dorado en Qatar, sacarse la licencia de entrenador, y en unos añitos vuelta al Camp Nou, ahora de traje.

Esta web usa cookies.