Zidane, un auténtico superviviente en el Real Madrid

Zidane es historia del fútbol mundial tanto como jugador como entrenador. De hecho, lo más sorprendente de él no ha sido su clase y calidad en el terreno de juego, sino su carrera de entrenador.

Para muchos, un simple alineador de jugadores son capacidad estratégica o táctica. Para otros, un genio. Lo que está claro es que en sitios de fútbol como paf su equipo seguirá siendo favorito para ganar todas las competiciones.


El increíble palmarés del Zidane entrenador

Para hablar de Zidane como entrenador es necesario, primeramente, girar la mirada hacia su palmarés:

  • 2 Ligas españolas
  • 2 Supercopas de España
  •  3 Champions League
  • 2 Supercopas de Europa
  • 2 Copas Mundiales de Clubes

Pocos entrenadores tienen el palmarés que atesora el entrenador galo y, sobre todo, en el poco tiempo que lleva de entrenador. Su palmarés es su mejor carta de presentación para sus detractores.

Así todo, Zidane es un auténtico superviviente que ha actuado y actúa de un modo inteligente, alejándose de la polémica y siempre con comentarios positivos y constructivos.

¿Peligra el puesto de Zinedine Zidane en el Real Madrid?
Imagen procedente de Vimeo.

Las claves del éxito de Zidane

¿Cuál es la mejor cualidad de Zidane? Para los expertos no hay dudas, la gestión del grupo. Es el mejor para mantener un grupo sólido y cohesionado y sin fisuras. En un equipo lleno de figuras y egos, Zidane se mueve como pez en el agua.

Su personalidad y admiración que desprende son cualidades que ha utilizado para saber decir lo mejor para el equipo.

¿Simple alineador?

Por otro lado, técnicamente o tácticamente no destaca por nada en concreto. De hecho, a día de hoy, y después de una inmaculada victoria de la pasada Liga, sigue haciendo dudar a periodistas y expertos que no son capaces de entender sus alineaciones o decisiones.

Está claro que si a Zidane no le gusta un jugador, no va a jugar o lo hará si verdaderamente lo necesita. Bale y James lo han sufrido. Jugadores de gran nivel, pero que no conectaron con el entrenador francés.

No existe cosa más compleja que acertar una alineación del Real Madrid de Zidane. Los que se abren hueco en el once inicial, a la semana siguiente son suplentes. Da la sensación que sus partidos son pruebas hasta dar con la tecla. Ya hemos visto un Rea Madrid con un 4-3-3 y oro con un 4-4-2.

Zidane en el banquillo del Real Madrid.

Cuando parece que un jugador como Odegaard podría establecerse como un pilar del fútbol del equipo merengue, a la semana siguiente desaparece. Luego está el ya clásico caso Vinicius. El único jugador que puede desbordar y dar alegría al ataque, desaparece de las alineaciones como otras veces es el jugador del partido.

¿Por qué hace esto Zidane?

No se sabe, de hecho, pocos pueden llegar a entender esta forma de actuar. Lo que está claro que los resultados son los que cuentan y funciona. La fórmula Zidane funciona y está dando grandes tardes de gloria a los aficionados merengues.

Es cierto que mantiene a todos los jugadores enchufados y formando parte del proyecto, una estrategia que de momento le vale para tener un gran crédito en el Real Madrid.