«Ventanas FIBA», ventanas al conflicto

Se abren las ventanas FIBA, y después de meses y meses de polémica, presiones de la FIBA, de las Federaciones nacionales en general y de nuestra FEB en particular a jugadores, clubes Euroliga, a la Euroliga como organización, con una batería de organizaciones y estamentos públicos incluidos para fomentar o determinar una negociación que en realidad no ha sido tal, ya que nadie se ha movido de su posición inicial, llega ahora la primera de las conflictivas ventanas.

Convocados incluyendo euroliga.
Lista premilimar convocados, incluyendo jugadores Euroliga www.feb.es

Dos no discuten si uno no quiere, pero tampoco llegarán a un acuerdo, y la realidad es que la Euroliga no ha cedido nada en este conflicto y juega su calendario intacto, la FIBA tampoco se ha movido de su pretensión de jugar en mitad de temporada, y las selecciones en liza tendrán de afrontar las ventanas con selecciones B o C, esas ventanas que dan acceso al próximo mundial.


Y la clasificación queda descafeinada por las ausencias, pero no deja de ser crucial, ya que ese mismo mundial es el que también va a dar acceso a los Juegos Olímpicos de 2020 de forma directa, o indirectamente con un posterior preolímpico determinado por la clasificación en esa competición.

Dejando de lado una clasificación necesaria, sea cuando sea, ¿exactamente para qué son estas ventanas?

La FIBA esgrime que se trata de una promoción del baloncesto internacional, y la pregunta que nos hacemos es, ¿si ya hay competición en las mismas fechas, NBA y Euroliga, y estas no pararán; si el resto de competiciones oficiales se ven obligadas a detener sus torneos paran para que se puedan disputar estas ventanas ¿es promoción, es intromisión, o es dinero?

Patrick Baumann, presidente de FIBA
Patrick Baumann, presidente de FIBA. www.as.com

También hay argumentos a favor de esta competición, y es que el seguimiento de las competiciones de selecciones, a nivel general, y en España en particular, tienen mayor impacto mediatico y de público que las competiciones domésticas, pero, ¿serán seguidas también de forma masiva cuando tienes una NBA en plena competición y una Euroliga con los mejores jugadores fuera de la NBA disputando partidos el mismo día y a la misma hora?

Baumann, “il capo” de la FIBA, dice que no habrá Wild Cards para los JJOO de 2020, que la clasificación hay que ganarla en la pista, ¿Afectaría a la viabilidad económica de un mundial la ausencia de selecciones como Estados Unidos, Serbia, China, Rusia o los grandes animadores de los últimos años como España, Lituania, Turquía o Argentina?

Tampoco hay que olvidarse de la mayor competición deportiva mundial, el mayor negocio del deporte, y como se vería afectado en ausencia de la NBA en la competición por equipos más importante de los Juegos Olímpicos, mucho más que el futbol. Si de lo que se trata es de promocionar este deporte, se necesita a los mejores agentes, y de tener a Lebron James o Kevin Durant en tu torneo a no tenerlos puede depender la mitad de la audiencia del campeonato.

La FIBA, sigue dando por hecho demasiadas cosas, mantiene la misma actitud hacia el resto de estamentos deportivos que hace 25 años y ya no es aquella organización dirigida por Stankovic que ordenaba y mandaba en el baloncesto mundial, fuera de la NBA, el mundo ha cambiado, y el baloncesto no es una excepción.

2 comentarios en ««Ventanas FIBA», ventanas al conflicto»

  1. Hay una guerra encubierta desde hace años por parte de la FIBA por recuperar el monopolio del baloncesto europeo, perdieron la batalla de aquellas dos Copas de Europa paralelas, también han perdido la batalla al instaurar la actual Copa de Europa de clubes, ya que los equipos fuera de la euroliga disputan la Eurocup, y se convierte en la tercera competicion.
    Ahora, con la escusa de las Ventanas, han tratado de reducir la competición, quitarle impacto, compartir el beneficio, pero lo han hecho con métodos dictatoriales.
    Y mucho me temo, que puede ir a peor, si al final la Euroliga consigue cualquier acuerdo deportivo o comercial con la NBA, la FIBA se puede ver todavía más relegada al ostracismo.

    Responder

Deja un comentario