The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

Entradas recientes de Manuel Fuentes (ver todas)

Ryan Babel es uno de esos chicos que sale de la cantera del Ajax con todas las condiciones para comerse el mundo del fútbol. Con descaro, habilidad y no falto de gol (aunque nunca destacó por sus cifras). Debutó con 17 años y el Liverpool no tardó mucho en llevárselo a Anfield. Allí pasó de ser delantero a extremo y, con ello, empezó a truncarse su carrera. No desde el principio, ya que firmó una 1ª temporada más que prometedora (10 goles en 49 partidos). Pero estas cifras fueron bajando paulatinamente hasta los 17 partidos y 2 goles en la temporada 2010/11, la última en Inglaterra.

Ryan Babel empezó despuntando en el Ajax.

Ryan Babel empezó despuntando en el Ajax.

El Hoffenheim pagó 10 millones por hacerse con sus servicios y, tras dos temporadas sin encontrarse del todo, el mismo jugador pagó 3 millones por su libertad para poder volver a casa, al Ajax. Otro intento fallido por recuperar lo que prometía, sólo 18 partidos y 5 goles después ficharía por el Kasimpasa turco. 2 temporadas, 59 partidos y 14 goles le valieron un jugoso contrata con el Al-Ain. Problemas disciplinarios acabaron rápidamente con esa aventura.

Ryan Babel llegó después a A Coruña para cerrar el “maldito” puesto de delantero. El atacante holandés llegó libre, tras no adaptarse al Al-Ain de los Emirates Árabes Unidos y salir con la carta de libertad. Su contrato marcaba como fecha de expiración el 31 de diciembre. Esto tenía dos lecturas; la primera es que no se confiaba al 100% en el fichaje, la segunda es que el jugador se veía “obligado” a dar lo mejor de sí para ganarse su continuidad y/o relanzar su carrera. Y tanto que lo hizo. Tan pronto alcanzó un mínimo nivel físico, el holandés demostró estar muy por encima del nivel general y brilló con luz propia. Sólo 11 partidos y 4 goles después, decidió no renovar su contrato por una suculenta oferta del Besiktas. En el equipo turco demostró que había regresado a la élite firmando 5 goles en 18 partidos en el 2º tramo de la 2016/17 y siendo titular indiscutible en la presente campaña.

 

Cómo juega Ryan Babel

Empezó su carrera como delantero y los informantes que viven cerca de su figura dicen que no podía esperar más a recuperar esa posición en el campo. En su llegada a Anfield, había un tal Fernando Torres saliéndose de 9 y eso acabó con sus huesos en la banda. Se fue alejando cada vez más del gol y su fútbol se convirtió en irregular.

En la banda de Anfield se perdió el mejor Ryan Babel.

En la banda de Anfield se perdió el mejor Ryan Babel.

No es que no tenga desborde o capacidad para crear desde la banda, simplemente nunca se encontró cómodo en esa posición ni, posiblemente, puso mucho interés en conseguirlo.

 

Su carácter

Las informaciones que rodean la figura de Babel no son las más halagüeñas, muchas críticas a su personalidad e implicación, culminada con su despido de su último club. Sin embargo, las personas cercanas desmienten por completo esa información. Su excompañero en el Ajax, Isaac Cuenca, le define así: «Es un chico normal, muy buen compañero. Puede llamar la atención que le gusten el rap o los vídeos, pero eso es muy corriente en cualquier vestuario. Nunca le vi dar un solo problema».

Ryan Babel y el Al-Ain no compaginaron bien.

Ryan Babel y el Al-Ain no compaginaron bien.

Es el propio Babel el que siempre desmiente estos rumores y se defiende diciendo lo contrario, que siempre le faltó carácter y un poquito de mala leche para acabar de hacerse un nombre en el fútbol: «Los chicos de hoy tienen actitud, un carácter fuerte. Juegan un par de partidos y ya piensan que se han hecho un hueco en el equipo. Yo no tenía eso, era demasiado educado. No siempre es bueno dar guerra, pero al menos dejar huella, decir ‘aquí estoy yo’. Si yo hubiera sido así me habría ganado un respeto diferente por parte de jugadores y entrenadores».