,

Martin Ødegaard, la perla noruega todavía no se ha apagado

Martin Odegaard Vitesse

Muchos son los jugadores que actualmente tiene el Real Madrid cedidos por toda Europa. Los Achraf, James, Mayoral, Kovacic… Han tenido que buscar fuera los minutos que necesitan y ahora son complicados de conseguir en el Bernabéu. Uno de estos futbolistas es el noruego Martin Ødegaard, quizás olvidado por la afición después de dos cesiones y no haber contado en el primer equipo, pero la temporada que está realizando en Holanda es para tener en cuenta.

En el invierno de 2015 Ødegaard se incorporó al Madrid tras haber protagonizado un buen culebrón. Varios fueron los clubes de Europa que se peleaban por un adolescente que era la sensación noruega en aquel momento. Un niño rubito, zurdo y con mucha calidad que empezaba a deslumbrar en el fútbol de mayores. Este fichaje generó muchas dudas en aficionados que no creían en el potencial de Martin. De momento el tiempo no les ha quitado la razón pero cabe recordar que el noruego tan solo tiene 20 años y toda su carrera por delante.

Su contrato de cesión en el Vitesse acaba en junio y el Madrid deberá decidir qué hacer. Seguro que será complicado ganarse un puesto en el primer equipo, más viendo la lista de futuribles para el equipo blanco. Su gran valedor puede ser Zidane, técnico con el que debutó y disputó muchos minutos en el filial madridista a su llegada a España. Veremos si Ødegaard puede ser una de las revelaciones y convencer a los técnicos para tener la oportunidad que tanto espera.

Los inicios de Ødegaard en el fútbol

Ødegaard, hijo de futbolista, nació en Drammen el 17 de diciembre de 1998. Sus primeras patadas a un balón fueron en el Drammen Strong, equipo de su localidad natal. Desde muy pequeño ya llamaba la atención su calidad y en 2009, un grande de su ciudad, Strømsgodset I. F., se hace con sus servicios para incorporarlo a las categorías inferiores. Debido a su potencial, durante las etapas de formación siempre jugo con niños más grandes que él.

Martin Odegaard Seleccion Noruega

Su precocidad ha sido siempre de récord, y con tan solo 13 años ya entrenaba con el primer equipo. Esto llamó la atención de varios grandes de Europa que incluso llegaron a hacerle pruebas como el Manchester United. Su potencial seguía creciendo como la espuma y a principios de 2014 realiza su debut en partido oficial con el primer equipo del Strømsgodset.

Martin se convertía así en el futbolistas más joven de la historia en debutar en la Tippeligaen con tan sólo 15 años. Ødegaard empezaba a demostrar de lo que era capaz, y sobretodo de lo que podría llegar a ser. Despuntaba como un centrocampista que jugaba cómodo tanto en banda como por el centro, pero siempre necesitaba estar en contacto con el balón. Gran parte del fútbol de ataque de su equipo pasaba por sus botas, siendo protagonista ofensivo que generaba mucho para sus compañeros.

Una visión de juego y una personalidad impropia para un adolescente que tenía toda la ilusión del mundo de cumplir sus metas.

Los grandes de Europa llamaron a la puerta de Odegaard

La perla noruega viajo por Europa para entrenar y probar con equipos como el Bayern de Munich, Liverpool, Arsenal… Su fichaje era codiciado por todos ellos, pero finalmente fue Florentino quien se lo trajo a Madrid. En enero de 2015 es presentado en el Santiago Bernabéu con la intención de formar parte del segundo equipo.

Su primer entrenador en España fue Zidane, por aquel entonces técnico del Castilla, que contó con Ødegaard desde el primer día. El filial blanco militaba en 2ª División B, categoría propicia para que un joven como Martin fuera cogiendo minutos y adaptándose al fútbol español. Durante su primera media temporada de blanco consiguió un récord difícil de superar. El 23 de mayo se convierte en el futbolista más joven en debutar en Liga con el Real Madrid, una nueva marca de precocidad en su palmarés.

Martin Odegaard Real Madrid

La temporada siguiente siguió creciendo siendo un fijo en el Castilla disputando 34 partidos. Durante la 2016/2017 todo parecía seguir igual, pero en invierno llegó una nueva oportunidad de seguir dando pasos importantes. El Heerenveen se lo llevó cedido para disputar la segunda vuelta de la Liga Holandesa. Oportunidad de ganarse un nombre en una gran liga. Convenció a los técnicos y continuó durante la 2017/2018.

¿Una nueva salida para Odegaard u oportunidad?

La presente temporada traía una nueva cesión, esta vez al Vitesse, por lo que no se movería del país. Está siendo una revelación en Holanda, 33 partidos con 8 goles y 9 asistencias son una más que buena carta de presentación. Independientemente de los números, Ødegaard está llamando la atención por ser un jugador cada vez más maduro y sobre todo por su visión de juego.

Se siente cómodo arrancando por un costado y viniendo hacía el centro, donde tiene mucho contacto con el balón. Colabora activamente en la salida de balón, tanto en transiciones rápidas como en momentos donde se requiere calma. Posee una calidad descomunal en su pierna izquierda para manejarse en espacios reducidos, sacando el balón casi siempre con la mejor opción posible.

Sus temporadas en Holanda no pasan desapercibidas para nadie, y en las últimas semanas se ha hablado de un posible interés del Ajax. Veremos si después de dos cesiones cuenta con una oportunidad en el Real Madrid o debe seguir esperando.

Cuando muchos ya se habían olvidado o no creían en Ødegaard, parece que está en su mejor momento. Un jugador diferente con características especiales que cada temporada adquiere más madurez y experiencia.

Quién escribe
Bruno Díaz

Lee más artículos míos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.