Mesoterapia para amantes del deporte

mesoterapia deporte

La mesoterapia es una técnica terapéutica francesa simple que se usa ampliamente en Europa. Implica una inyección local de medicación en el mesodermo, lo más cerca posible del lugar de la lesión. Se utiliza principalmente por sus efectos analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares.

Definida qué es la mesoterapia, inmediatamente se nos viene a la cabeza que podría tener grandes usos para los amantes del deporte. Y así es. En medicina deportiva, puede ser beneficiosa para los jugadores con lesiones de tejidos blandos, que naturalmente intentan volver a jugar lo antes posible. El trauma deportivo a menudo está implicado en el tratamiento de lesiones de tejidos blandos. En la mayoría de los casos, la reacción congestiva e inflamatoria de estos tejidos antes de la cicatrización justifica tomar analgésicos y medicamentos antiinflamatorios.

La mesoterapia en el deporte

La razón principal por la que un atleta elige usar la mesoterapia es la necesidad de un efecto rápido y duradero en pequeños problemas de articulaciones, músculos y ligamentos. En la práctica, las indicaciones para la mesoterapia en medicina deportiva se han expandido regularmente durante los últimos diez años. Principalmente como una alternativa terapéutica preferida a la instilación localizada de corticosteroides. Esto es fácil de entender porque la mayoría de los atletas prefieren tratamientos localizados cuando consideran un régimen terapéutico. La mayoría de los trastornos relacionados con el deporte rara vez involucran más de 2 a 3 sesiones de terapia.

La mesoterapia se puede usar para tratar eficazmente el dolor muscular y la inflamación debida a una lesión y para acelerar el tiempo de recuperación. El uso excesivo de los músculos puede causar inflamación en el mismo. Esto puede ser extremadamente doloroso y la curación puede ser un proceso largo.

Normalmente se prescriben medicamentos antiinflamatorios para ayudar con el proceso de curación, pero esto toma tiempo. Con la mesoterapia, se elige la profundidad a la que se quiere aplicar el medicamento al músculo inflamado. Al hacerlo, se acelerará el proceso de recuperación y se volverá a la actividad completa en menos tiempo del previsto.

Mesoterapia para el manejo del dolor

La mesoterapia puede tratar eficazmente los problemas musculoesqueléticos. Por ejemplo: tendinitis, artritis, esguinces, distensiones musculares, trastornos de la columna vertebral y dolor de espalda. El beneficio de la mesoterapia para el tratamiento del dolor es que los pacientes ya no necesitan depender de altas dosis de analgésicos diarios que pueden provocar daños en el hígado y los riñones.

La mesoterapia consiste en administrar pequeñas cantidades de medicamentos aprobados por la FDA (sin cortisona, no esteroides). Se hace a través de inyecciones locales en lugar de ingerir o inyectar por vía intramuscular o intravenosa dosis mucho mayores de medicamentos. Y es que estos se filtran en el hígado y el riñón y viajan por todo el cuerpo. Las inyecciones son prácticamente indoloras en comparación con las inyecciones de puntos desencadenantes u otra terapia.

Además, la mesoterapia como método de control del dolor también es más rentable. Las sesiones tienen una semana de diferencia entre dos y cuatro semanas y luego cada dos semanas durante un mes junto con la terapia física complementaria. La mesoterapia trata el dolor con tanta eficacia que muchos pacientes experimentan alivio del dolor de inmediato o en dos o tres días. Algunas personas pueden necesitar terapia de mantenimiento varias veces al año.