Raúl, el verdadero mito a seguir

The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

El 15 de noviembre de 2015 se acabó. Era de esos días que ningún amante del fútbol quería que llegase y, muy especialmente, los aficionados del Real Madrid. Pero llegó. Se retiraba Don Raúl González Blanco.

Y lo hizo tras 21 temporadas, las que van desde 1994 hasta 2015. Lo hizo tras defender las camisetas de cuatro clubes (profesionalmente hablando): Real Madrid, Schalke 04, Al-Sadd y New York Cosmos. Lo hizo siendo el jugador que más partidos ha disputado en la historia del Real Madrid a nivel absoluto. También siendo el jugador que más partidos ha disputado en Liga con el Real Madrid. Y el jugador de campo que más partidos ha jugado con la camiseta blanca en Europa. Fue el jugador más joven de la historia del club en alcanzar los 100, 200, 300, 400 y 500 partidos oficiales. Y es el segundo máximo goleador en la historia del club (superado por Cristiano Ronaldo).

Palmarés de Raúl González Blanco

A todos estos récords hay que sumarle los títulos conseguidos, un total de 23. Este es el palmarés de Raúl González Blanco:

  • Real Madrid: 6 Ligas, 4 Supercopas de España, 3 Copas de Europa, 1 Supercopa de Europa y 2 Copas Intercontinental.
  • Schalke 04: 1 Copa y 1 Supercopa de Alemania.
  • Al-Sadd: 1 Liga de Catar y 1 Copa del Emir.
  • New York Cosmos: 1 NASLS, 1 NASL Spring Season y 1 Wossnam Cup.

Estadísticas de Raúl González Blanco

Raúl ha dejado impronta en todos los equipos en los que ha jugado. Cerró su carrera con cifras goleadoras históricas.

  • Real Madrid: 323 goles y 115 asistencias en 741 partidos.
  • Schalke 04: 40 goles y 15 asistencias en 98 partidos.
  • Al-Sadd: 16 goles y 13 asistencias en 61 partidos.
  • New York Cosmos: 9 goles y 3 asistencias en 32 partidos.
Raúl González Blanco posa con los títulos conseguidos con el Madrid el día de su homenaje.

Raúl González Blanco posa con los títulos conseguidos con el Madrid el día de su homenaje.

La leyenda de Raúl González Blanco en el Real Madrid

Pero, sobre todo, hay un título mucho más importante que Raúl tiene y que muy pocos han conseguido: el respeto de todos sus rivales.

Símbolo del Real Madrid, que su segundo apellido sea Blanco es, obviamente, algo más que una simple casualidad. Raúl ha sido un hombre que ha trascendido a todo lo que es el fútbol y los colores. Un hombre que ha conseguido la segunda cosa más difícil en el mundo del fútbol: ser un dios del madridismo tras salir de la cantera del Atlético.

Y es que nadie como el eterno capitán ha representado sobre un campo los verdaderos valores del madridismo. Esos que los jóvenes de hoy apenas podemos recordar, ya que nos los han emborronado con millones y más millones, polémicas y más polémicas y gominas y más gominas. Esos valores eran dejarse el alma en cada balón, no cansarse de meter goles e ir a por el rival con respeto. No levantar nunca la voz, jugar para ayudar al equipo y amar la camiseta por encima de todo. Eso es lo que ha hecho Raúl durante toda su carrera.

Raúl fue un ejemplo a seguir por cualquier aficionado al fútbol y persona en general. Con una dedicación y entrega máxima en cada uno de sus 1042 partidos, fuese cual fuese el rival. Fue ese jugador con un instinto casi infinito, con un hambre insaciable, siempre atento a los rechaces, el que siempre se adelantó un metro y un segundo a los demás.

Cómo jugaba Raúl González Blanco

Los mitos futbolísticos se construyen desde varios puntos. Puede ser el romanticismo autodestructivo de George Best, puede ser la genialidad fugaz de Ronaldinho, la excentricidad y creación de Panenka. Puede ser la elegancia, equilibrio y baile de Zidane. O el histrionismo de Maradona. También se puede construir en forma de asesino silencioso, como hace Messi.

Raúl González Blanco tiene otro perfil y su esfuerzo parece que siempre brilló más que sus estadísticas. Ha pertenecido a otra clase de jugador. A esa raza infravalorada que vive bajo la falacia de una supuesta escasa capacidad técnica. A los “sólo mete goles de rebote” les invito a visionar el siguiente vídeo.

Los mejores goles de Raúl González Blanco

Características del juego de Raúl González Blanco

Raúl es la cuchara perfecta, el golpeo mortal desde el vértice del área, la gambeta, el dribbling sin moverse, la pared y, por encima de todo, la inteligencia. Hay opiniones en el mundo del fútbol que, simplemente por provenir de ciertas personas, son indiscutibles. Una de esas personas es Alex Ferguson. El mítico entrenador escocés dijo de Raúl que:

“el Madrid ha fichado a grandes jugadores, pero el mejor es Raúl y lo tenían en la cantera. Ojalá no le dejen viajar a Inglaterra o no le dejen entrar”.

Lo dijo tras perder 3-1 en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones en el Bernabéu y tras una soberbia actuación del 7 blanco (2 goles incluidos). Tras la vuelta, fue Queiroz, acompañante de Ferguson que llegó a entrenar al Madrid, el que expuso lo que desde Inglaterra pensaban de Don Raúl.

“Los movimientos de Raúl son fantásticos. A mí, aparte de los dos goles y de su entrega, me fascinó su interpretación del juego. Su dominio del mismo le permite saber elegir siempre la opción precisa, la elección idónea. Por ejemplo: sabe ver a Figo. Si Luis se cambia de banda, él se va a la otra, si Ronaldo entra, él sale, y su entendimiento con Zidane es formidable. Su virtud estriba en estar siempre cerca de todos, con lo que el Madrid mantiene el equilibrio y la eficiencia. Y eso no es sencillo. En el primer tiempo nos dio un curso de magia futbolística”.

Inteligencia

Si algo ha caracterizado la carrera de este jugador con pinta de espantapájaros mal alimentado y con las piernas torcidas es que nadie le ha regalado nada. Todo lo consiguió a base de trabajo, esfuerzo, fuerza mental y una confianza en sí mismo que le hacía superior a sus compañeros. Fue un héroe, pero uno humilde, que simbolizó la resistencia ante los más afortunados o los bendecidos.

Un tipo que acabó imponiéndose a todos y cada uno de los jugadores que le pusieron al lado. Da igual que se llamasen Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham u Owen. Y lo hizo, de nuevo, gracias a la inteligencia, a saber sacar lo mejor de cada uno de ellos y de adaptarse a otras posiciones cuando así lo requería el juego.

Raúl González Blanco fue el líder de los galácticos.

Raúl González Blanco fue el líder de los galácticos.

Un jugador muy completo

Raúl no fue un 10 en ninguna faceta del juego, pero fue sobresaliente en todas. Un futbolista que supo suplir con inteligencia, ingenio, olfato y lectura de partidos y situaciones su falta de velocidad, potencia o explosividad.

¿Qué hacía que destacase? Sin duda, su olfato goleador. El ‘saber estar’. Raúl se movía por el área como Pedro por su casa. Parecía que siempre estuviese en el momento justo, en el sitio adecuado. Fue un líder por natura, capaz de liderar durante muchos años al club más exigente del mundo. Y lo hizo apareciendo siempre en ese partido, en ese momento que marca la diferencia entre un jugador de fútbol y una leyenda.

Marcó en finales de Champions, en finales de Intercontinental y mandó callar al Camp Nou. ¿Quién da más?

Así han visto otros grandes de este deporte a Raúl González Blanco

“Juega como un ángel. Corre tras todo lo que se mueve. Descansa sólo cuando ve cumplido su objetivo: ganar. Tiene orgullo lleno de deseo de victoria, de desafíos gigantes, tiene un gen de más, el ganador”. Jorge Valdano.

“Para mí, Raul está por encima de todos los demás. Por su finura, por su habilidad y por sus cualidades físicas, Raúl es mi jugador número uno”. Johan Cruyff.

“A nivel de estadística es tan, tan, no sé qué adjetivo utilizar, tan… tan descomunal que hay gente que cuando baja el nivel 2 o 3 jornadas quieren criticarle. Raúl tiene 7 vidas y volverá a resurgir. Raúl es tan grande que sólo él decidirá cuando no quiere más. Aconsejo a los analistas que no le den por muerto, porque cuando Raúl quiera resurgirá y se van a tener que comer sus palabras”. Pep Guardiola.

Los mejores goles y momentos de Raúl González Blanco

El debut de Raúl González Blanco en la Romareda

Debutó con derrota ante el Zaragoza y fallando hasta 4 ocasiones claras. Sin embargo, las sensaciones que transmitió fueron inmejorables.

El primer gol de Raúl González Blanco

Sólo una semana después de su debut, Raúl se estrenaría como goleador y de la mejor manera posible: ante el Atlético de Madrid. Tuvo una actuación brillante: provocó un penalti, asistió en un gol y clavó otro con un zurdazo a la escuadra.

El baile de Raúl González Blanco a López

A Raúl se le daba bien el Atlético. Ante ellos marcó su primer gol y también uno de los más bonitos de toda su carrera, en 1997. Regateó a Geli, bailó a López y colocó el balón en las mallas por el único centímetro que no estaba cubriendo Molina.

El aguanís de Raúl González Blanco en la Copa Intercontinental

La jugada que a todos nos viene a la cabeza cuando hablamos de Raúl. En la final de la Copa Intercontinental, con todo empatado y con 7 minutos por jugarse, Raúl pinchó un balón y con él pegado a la bota se deshizo de 2 defensores y el portero.

Vaselina made in Raúl González Blanco

La cuchara fue una de las grandes especialidades de Raúl. De forma muy destacada se recuerda un golazo en su paso por el Schalke 04 y que fue catalogado como el mejor gol de la Bundesliga en 2011.

Raúl González Blanco silenció al Camp Nou

El Madrid llegaba al Camp Nou en plena crisis. 8º en la clasificación y a 6 puntos del archienemigo. Raúl abrió la lata en la 1ª parte, pero el Barcelona remontaría el marcador. Con sólo 4 minutos por jugarse, el delantero se colaría entre Reiziger y Abelardo y salvaría la salida de Hesp con una vaselina. Su gesto mandando callar al Camp Nou es el verdadero dedo que señala el camino del madridismo.

Su 9ª Copa de Europa

Raúl ya había anotado un gol en la final de la 8ª Copa de Europa blanca. Volvió a hacerlo en la final de la 9ª. Pero para llegar a esa final, hubo que eliminar al Barcelona en semifinales, a lo que ayudó sobremanera el golazo de Raúl en el partido de vuelta en el Bernabéu.

Simplemente Raúl, el futbolista que colgó las botas sin dejarse una gota de sudor. Ese chaval que falsificó una ficha para aparentar más edad y poder jugar en el primer equipo de su barrio. Y que a los 11 años tuvo que hacerse zurdo por una lesión en su pierna derecha. Ahora la leyenda se va, pero para volver. Abandona el fútbol como jugador, pero seguirá ligado a este deporte, como ha manifestado en diversas ocasiones. Te esperamos pronto, Raúl.

El Raúl González Blanco entrenador

Dos años después de retirarse, Raúl ya contaba con las Licencias B y A de la UEFA. De esa manera, podría entrenar desde ya a cualquier equipo profesional. Pero como no podía ser de otra manera, ha decidido empezar desde abajo. E ir ganándose paso entre la élite poco a poco. Como siempre ha hecho.

En esta temporada 2017-18 está haciendo sus prácticas. Se dedica a entrenar al Cadete B del Real Madrid. ¿Tardaremos mucho en verle entrenando a un grande? ¿Al Real Madrid?