El bueno, el feo y el malo: Luis Suárez, una carrera de película

Pocas son las personas para las que es fácil cumplir su sueño. Casi todos hemos soñado de pequeños con saltar a un campo de fútbol y deslumbrar ante todo un estadio, entre clamores, ‘flashes’ y cánticos. Para Luis Alberto Suárez Díaz no ha sido nada fácil poder brillar con el balón en los pies, aunque finalmente ha conseguido ser una estrella de todo un grande, como es el FC Barcelona. Hoy repasamos la trayectoria de Luis Suárez.

Justamente en los últimos días se ha convertido en el quinto máximo goleador sudamericano a nivel de selecciones, empatado con Romario. Si ya ha hecho historia en su país, siendo el máximo goleador, ahora entra en la del fútbol sudamericano. Puede presumir de estar entre los más grandes, como el mismísimo Ronaldo o Pelé, y de estar por encima de otros como Maradona o Di Stéfano.


En la trayectoria de Luis Suárez se vislumbran muchos momentos diferentes. Ha tenido distintos estados de ánimo, ha pasado por grandes calvarios. Igualmente, ha sido nombrado de muchas maneras, desde lo más deseado hasta lo más insufrible. Se puede decir que Luis Suárez podría identificarse con el título de la famosa película del viejo Oeste: «El Bueno, el Feo y el Malo«, y es que su carrera es de película.

Trayectoria de Luis Suárez: los inicios en Nacional

Aunque sus primeros pasos los dio en equipos de su ciudad natal, desde su mudanza a Montevideo, comenzó a jugar para Nacional. Pronto fue escalando hasta llegar al primer equipo, donde no pudo brillar, pero se le vio talento. En una temporada consiguió la titularidad.

Fueron méritos suficientes para llegar a Holanda, a un Groningen muy lejano al actual. Por aquel entonces jugaron incluso la Copa de la UEFA, y ahora lucha por no descender. En el único año que Suárez jugó en el club holandés marcó 14 goles y dio 9 asistencias. Sus cifras empezaron a sonar en los grandes clubes.

Ajax y Liverpool, años dorados de Luis Suárez

No tardó mucho el Ajax en llevarse al joven uruguayo. En Amsterdam su juego fue mejorando cada vez más. Era un auténtico ‘killer’. En tres temporadas y media alcanzó la friolera de 111 goles y 68 asistencias. Se estaba convirtiendo en uno de los mejores ‘nueves’ del mundo. Llegó a ser capitán y levantó varios títulos. Igualmente, ganó varios premios individuales, a nivel nacional e internacional.

Su imagen en el club fue manchada por su primer ‘mordisco’. El uruguayo atacó por primera vez a Otman Bakkal, jugador del PSV.  Le cayeron 7 partidos de sanción. Esto no impidió su traspaso al Liverpool en el mercado invernal.

En Liverpool llegó como una estrella. Desde el primer momento llevó el mítico 7 a la espalda. Al igual que en toda la trayectoria de Luis Suárez, también fue máximo goleador de la Premier League. Así como máximo asistente, al igual que en el Ajax.

trayectoria de Luis Suárez: Liverpool
Su paso por Liverpool, elevo la trayectoria de Luis Suárez a la altura de crack.

Entre estos logros hay polémica. Esta vez el mordido fue el serbio Ivanovic, actual jugador del Zenit San Petersburgo. 10 partidos tuvo que estar fuera de los terrenos de juego, con un largo verano de por medio, lleno de críticas crueles. Llegó a estar cerca de cambiar de aires, pero él decidió creer en sí mismo y levantar Anfield de nuevo. En la siguiente temporada mejoró sus número, marcando 31 goles y dando 13 asistencias. Fue su mejor temporada en Inglaterra y fue aclamado.

Mordisco a Chiellini: 4 meses sin jugar

Su gran temporada con ‘los Reds’ alimentó los rumores sobre su salida, pero aquel verano tampoco estuvo exento de polémica. Aquel Mundial de Brasil fue inolvidable para él, pero no por buenas razones. Tras participar con dos goles en la victoria sobre la Selección Inglesa, jugaría el tercer partido de la Fase de Grupos contra Italia, y a falta de poco menos de 15 minutos Giorgio Chiellini sufrió la dentadura de Luis Suárez en su hombro. Esta acción culminó su historial de incidencias.

Esta vez la sanción sería mucho mayor. Se vio obligado a pagar una multa de aproximadamente 90.000 euros. Adidas rompió el contrato que les vinculaba, por lo que además el uruguayo perdió una buena suma de dinero. Tuvo que abandonar la concentración, obviamente, y no pudo jugar hasta 9 partidos después del accidente. A nivel de clubes, además, tuvo que esperar 4 meses para poder jugar. Se veía venir un largo periodo de rehabilitación psicológica, duro entrenamiento y más críticas que nunca. La trayectoria de Luis Suárez sufría un duro revés.

Trayectoria de Luis Suárez: el FC Barcelona acoge a ‘la Bestia’

A todo esto, el FC Barcelona, que ya estaba interesado por él, pensó en renunciar a sus intereses tras este acontecimiento. Pero el traspaso se llegó a dar. El Liverpool vio con mejores ojos deshacerse del jugador por su mala imagen, y el club catalán lo aprovechó.

Aunque no pudo jugar oficialmente, el TAB le dejó jugar partidos no oficiales, entrenar con sus compañeros de equipo y ser presentado ante la afición. Se veía un Luis Suárez agradecido con el club y con ganas de volver a jugar, a pesar de su estado de forma, que dio también que hablar. Aún así, llegó por la puerta grande y contribuyó en gran parte a la consecución del triplete en ese mismo año. Parecía que llevaba toda la vida jugando allí y fue crucial en el entendimiento entre Messi y Neymar. No tardó mucho en convertir las críticas en aplausos, una vez más. Como siempre durante la trayectoria de Luis Suárez.

Hoy, cuatro años después, está en su quinta temporada como azulgrana. Las vacaciones le han hecho perder su gran forma, pero en 5 partidos con el club lleva 2 goles y 3 asistencias, y en Uruguay acaba de hacer historia. Con 160 goles y 85 asistencias, se ha convertido junto a Messi en estrella, algo muy difícil, y en uno de los mejores jugadores de la historia del Barça. Aún así, se le sigue criticando por su juego agresivo y por sus actos antideportivos.

trayectoria de Luis Suárez: Barcelona
Las cifras de Luis Suárez ya le colocan en la historia del Barcelona.

Luis Suárez, la cara y la cruz

Como bien dice el título, tres adjetivos pueden describir la trayectoria de Luis Suárez a la perfección. Por una parte, puede ser el bueno, como jugador, como un gran trabajador, además de un hombre familiar, con una mujer y dos hijos. No se le puede reprochar mal comportamiento social.


Por otra parte, es «el feo» por su mala imagen. Su lucha constante en el campo y su deseo de ganar a toda costa le hace cometer errores, llegando a sobrepasar la antideportividad. Aunque después del partido todo se zanja con un abrazo, durante el partido se le pueden ver y escuchar barbaridades. Su imagen como deportista no termina de gustar a ciertos aficionados.

Por último, se le llama en muchos casos «malo». A pesar de su rehabilitación en el tema psicológico, es muy criticado por su mal comportamiento, tanto con los rivales como con los árbitros, y alguna vez con los aficionados. Todo esto hace pensar a la gente que su persona está llena de odio hacia los demás. Por ello, se le ve como una mala persona, siendo juzgado por su actuación dentro del campo. Yo mismo no tengo el placer de conocerle para poder decirlo o negarlo.

Conclusión

Para mí Luis Suárez no es solo un gran jugador; es un ejemplo de superación. Por llegar hasta donde está llegando, y en la vida, cargando con cada crítica sobre su persona, su físico y sus problemas psicológicos. Cada vez que ha caído se ha levantado con más fuerza y ha tirado con todo. Siempre da el máximo de sí y nunca lleva mal ambiente por donde pasa. Además, ayuda a asociaciones de personas enfermas, al igual que visita hospitales muy emocionado. La trayectoria de Luis Suárez ha demostrado que es una estrella como jugador y un grande como persona. Pero como toda moneda que se precie, por un lado tiene una cara, y en el otro soporta una cruz.

[table “99” not found /]

Deja un comentario