Francia 60, la primera Eurocopa de la historia

The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

Eurocopa 1960, la primera de la historia

La Eurocopa de 1960 fue la primera de la historia y, posiblemente debido a ello, no obtuvo el éxito esperado. La organización no pudo conseguir la participación de grandes potencias del continente como Italia, Alemania Federal o Inglaterra, lo que dio lugar a un campeonato un tanto descafeinado. A eso, hay que añadir que la competición se espació en el tiempo. Los octavos tuvieron lugar un año antes de la fase final y los cuartos, 60 días antes del comienzo. Debido a ello, esta Eurocopa no consiguió alcanzar una gran notoriedad.

Pero pese a estas bajas, la competición se puso en marcha con la participación de 16 selecciones, que se enfrentaron en eliminatorias. Sólo los partidos de semifinales, tercer y cuarto puesto y final se disputaron en Francia, mientras que los octavos y cuartos de final se disputaron en los países de las respectivas selecciones, del mismo modo que hoy en día ocurre con las fases de clasificación.

Eurocopa 1960: Octavos de final

Los octavos de final fueron escenario de emparejamientos muy desigualados, ya que excepto las eliminatorias entre Turquía y Rumanía y Bulgaria y Yugoslavia, todas las demás se decidieron por más de un gol de diferencia. Las claras goleadas de la Unión Soviética, España, Checoslovaquia, Austria, Francia y Portugal las dejaban como favoritas al título final.

Eurocopa 1960: Cuartos de final

Los cuartos de final fueron la última eliminatoria a superar por los equipos antes de viajar a Francia. Uno de los grandes favoritos, la selección española, no llegó a disputar su emparejamiento contra la URSS, ya que el por entonces dictador Francisco Franco prohibió el viaje del combinado hasta Moscú.

España perdió una gran oportunidad en la Eurocopa 1960  por motivos políticos

España perdió una gran oportunidad en la Eurocopa 1960 por motivos políticos

La URSS conseguía de este modo clasificarse directamente para la fase final, a la que acudiría acompañada por Checoslovaquia, Francia y Yugoslavia, que habían goleado en sus cruces a Rumanía, Austria y Portugal, respectivamente.

Eurocopa 1960: Semifinales

Las semifinales se disputaron en Francia entre la URSS-Checoslovaquia y Francia-Yugoslavia. La URSS goleó a los checoslovacos por un claro 3-0 y se citó en la final con Yugoslavia, que derrotó a la anfitriona por un espectacular marcador de 4 a 5. Los yugoslavos fueron capaces de remontar un 2 a 4 en contra, ante una selección que tuvo como bajas a sus dos máximas estrellas, Raymond Kopa y Just Fontaine.

Eurocopa 1960: Final

La final tuvo lugar el día 10 de julio en el Parque de los Príncipes de París entre la URSS y Yugoslavia y fue presenciado por 18 000 espectadores. Los yugoslavos se adelantaron en el marcador, ya en la primera parte, pero los rusos consiguieron darle la vuelta al marcador y llevarse la victoria final con un gol en el tiempo de descuento gracias a un cabezazo de Viktor Ponedelnik.

Ley Yashin, mejor jugador de la Eurocopa 1960

Ley Yashin, mejor jugador de la Eurocopa 1960

La gran estrella de este campeonato fue el mítico portero ruso Lev Yashin, conocido como la Araña Negra. Yashin fue un portero adelantado a su tiempo, aunando agilidad, seguridad, reflejos y una gran anticipación. El apodo le viene por el color de su uniforme, y su gran envergadura. Gento llegó a declarar de él que “cuando abría sus brazos, dejabas de ver la portería.” Fue designado Balón de Oro en 1963. Murió el 21 del 03 de 1990 siendo considerado como el mejor portero de la historia de la Copa del Mundo (el trofeo FIFA al mejor portero lleva su nombre desde 1994).

Eurocopa 1960: El papel de España, una gran ocasión perdida

En el partido de octavos, la selección vapuleó a Polonia con excesiva comodidad: 2 a 4 en Chorzow (dobletes de Di Stéfano y Luis Suárez) y 3 a 0 en España (Gento, Gensana y Di Stéfano). Estos resultados, unidos a los años de las cinco Copas de Europa del Real Madrid, elevaron las expectativas y dejaron a España como clara favorita al torneo. Lo que no se sabía es que había un rival en casa imposible de batir: Franco. La posibilidad de caer ante la URSS en territorio comunista o, aún peor, caer derrotados en España por ellos, era un pesadilla que el dictador no pudo ni considerar.

“La Federación Española de Fútbol ha comunicado a la FIFA que quedan suspendidos los encuentros de fútbol entre las selecciones nacionales de España y de la URSS para la Copa de Europa de Naciones”.

Con ese mensaje, se acabó la ilusión. El presidente de la Federación intentó que se jugase en campo neutral, pero fue imposible. Sea como fuese, España salió derrotada ante la URSS a nivel mediático, ya que el diario Pravda aprovechó para mofarse: “el régimen fascista español tenía miedo al equipo del proletariado soviético”.

La noticia resultó una bomba para los Di Stéfano, Kubala, Suárez, Gento, Del Sol, Peiró… que formaban una selección que podía haber marcado una leyenda levantando el primer título de la historia.

“Nosotros estábamos seguros de que les podíamos ganar y ser campeones de Europa, pero nos dijeron que eran órdenes de arriba, de Franco, y que no había nada que hacer”, declaró al respecto Luis Suárez, Balón de Oro en 1960.