Johan Cruyff, el tulipán de oro

The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

Trayectoria y perfil Johan Cruyff. Cómo jugaba: carrera, títulos y legado

Hendrik Johannes Cruijff, más conocido como Johan Cruyff, nació en Amsterdam el 25 de abril de 1947 y murió el 24 de marzo de 2016 en Barcelona. Ganador del Balón de Oro en tres ocasiones, está considerado como uno de los cuatro grandes de la historia de este deporte, junto a Di Stéfano, Pelé y Maradona. Fue el máximo exponente de esa creación filosófica del fútbol denominada “Fútbol total”, creada por Rinus Michels.

Johan Cruyff está considerado como uno de los cuatro mejores jugadores de la historia

Johan Cruyff está considerado como uno de los cuatro mejores jugadores de la historia

El “Fútbol total” es la concepción futbolística que dictamina que los jugadores no ocupan una posición fija en el campo, sino que ocupan un espacio, que no es permanente. Lo describe muy bien Barry Hulshoff, defensa que jugó muchas temporadas con Johan en el Ajax: “Hablábamos sobre espacio todo el tiempo. Cruyff siempre decía dónde debía correr cada jugador, dónde debían pararse, a dónde no debían moverse. Todo se trababa de crear espacios y ocuparlos. ¿Dónde hay más espacio? ¿Dónde está el jugador con más tiempo para pensar? Ahí es donde tenemos que poner la pelota”. Y así lo explica el mismísimo Johan: “Todos los entrenadores hablan de movimiento, de correr mucho. Yo digo: no corras demasiado. Al fútbol se juega con el cerebro. Tienes que estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, ni antes ni después”.

Johan Cruyff jugó toda su carrera como delantero centro, pero no ocupaba esa posición en el campo durante mucho tiempo. Siempre estaba en constante movimiento, cayendo a las bandas o bajando a recibir el balón constantemente para confundir a sus defensores; lo que hoy se llama un 9’5. Su juego enamoró a muchos, entre ellos a otras leyendas de este deporte, como Cantona, quien declaró sobre El Flaco que “Fue un héroe de mi infancia; tenía un poster de él en la pared de mi habitación. Era un creador. Fue el corazón de una revolución con su fútbol. Si quisiese, podría haber sido el mejor en cualquier posición del campo”. Las cualidades más destacables de Johan siempre fueron la habilidad, la aceleración, el dribbling y su excelente visión de juego.

El Cruyff futbolista empezó su recorrido en el Ajax, al que llegó el día de su 10° cumpleaños. Debutó con el primer equipo el 15 de noviembre de 1964, con sólo 17 años, anotando su primer gol en la victoria por 3-1 ante e GVAV. Esa temporada, el Ajax cosecharía su peor puesto histórico en la liga holandesa, 13°. Durante la temporada 1965-66, Johan se convirtió en referente del ataque del equipo, con 25 goles en 23 apariciones, dándole a su equipo el primero de los 6 títulos de Liga conseguidos de forma consecutiva, entre las temporadas 1965-66 y 1972-73.

Johan Cruyff con la camiseta del Ajax

Johan Cruyff con la camiseta del Ajax

El Ajax se había convertido en una máquina de jugar y ganar, extendiendo su dominio al fútbol europeo, conquistando tres Copas de Eurocopa, en 1971, 1972 y 1973 (de las cuatro que posee el conjunto holandés). Antes de esos títulos, el Ajax llegó también a la final en 1969, pero salió derrotado ante el Milan, por un claro 4-1. En 1971, conseguiría su primer título al derrotar por 2-0 al Panathinaikos en Londres. Gracias a este título, conseguiría su primer Balón de Oro. En 1972, caería el segundo título en la final disputada ante el Inter de Milan, con resultado de 2-0 (ambos marcados por Johan). Su tercera víctima consecutiva fue la Juventus, que cayó derrotado por 1-0 en la final europea de 1973. Durante este periplo con el conjunto holandés, El Flaco también conseguiría ganar 4 Copas holandesas, 1 Supercopa de Europea (1972, ante el Rangers) y 1 Intercontinental (1972, ante Independiente).

Johan Cruyff posando con el Balón de Oro conseguido en 1971

Johan Cruyff posando con el Balón de Oro conseguido en 1971

El cuento de hadas se rompió en 1973, cuando Johan se enteró de que el Ajax estaba negociando su traspaso al Real Madrid. El Flaco siempre ha sido una persona de mucho carácter y fruto del disgusto producido por esta situación, decidió responder a los dos clubes que estaban negociando por él con la más cruel de las venganzas, fichando por el Barcelona. Cruyff aterrizó en la capital catalana como si un de mesías se tratase, para un Barcelona que marchaba penúltimo en Liga y que llevaba 14 temporadas sin celebrar el título de campeón liguero. Su impacto fue inmediato, el equipo no volvió a perder ni un partido en todo el campeonato y salieron campeones de esa temporada con exhibiciones como el 0-5 en el Bernabéu.

Johan Cruyff consiguió la Liga en su primera temporada de blaugrana

Johan Cruyff consiguió la Liga en su primera temporada de blaugrana

En su temporada de debut con el Barcelona anotó uno de los goles más bellos que se recuerdan y que le otorgó el sobrenombre de holandés volador, al rematar de espuela y casi sin ángulo para hacer gol.

Los dos cursos siguientes no fueron tan exitosos para el club, aunque Johan siguió demostrando su condición de estrella. En la temporada 1975-76 sufrió un encontronazo con el entrenador, Hennes Weisweiler, a raíz de que éste le sustituyese en un encuentro de Liga frente al Sevilla. Ese mismo día, anunció que abandonaría la disciplina blaugrana a final de temporada. Finalmente y, gracias al apoyo del público hacia su persona, la directiva decidió prescindir del entrenador alemán y darle el equipo a Laureano Ruiz, por lo que Johan se mantuvo en el equipo. En la temporada 1977-78, tras proclamarse campeón de la Copa del Rey, El Flaco abandonaría el club catalán, debido a sus continuos choques con la directiva. A su palmarés en el club catalán hay que añadir tres Supercopas de España y, lo más importante, los Balones de Oro en 1973 y 1974.

Con el Barcelona, Johan Cruyff ganó dos Balones de Oro consecutivos, en la imagen posa con el de 1974

Con el Barcelona, Johan Cruyff ganó dos Balones de Oro consecutivos, en la imagen posa con el de 1974

Con 32 años, trasladó su calidad a los Estados Unidos para fichar por Los Angeles Aztecs, club en el que sólo se mantuvo por una temporada, aunque fue nombrado Jugador del Año. La siguiente temporada, firmó por los Washington Diplomats, club que abandonaría en 1981 tras lesionarse en un torneo con el Milan, al que acudió como jugador invitado. Además, a Cruyff nunca le gustó jugar en campos de hierba artificial, algo común en la Liga Americana por entonces.

En enero de 1981, firmó por el Levante de la Segunda División Española, pero entre lesiones y desacuerdos con la directiva del club, sólo fue capaz de participar en 10 encuentros, sin conseguir ascender al club, por lo que el Levante decidió no prolongar el contrato. Volvería a Washington para jugar otros cinco partidos con su anterior equipo.

Tras acabar su contrato en Washington, Johan Cruyff decide volver a casa para jugar en el Ajax otras dos exitosas temporadas (1981-83), que se saldaron con la consecución de dos nuevos títulos ligueros, además de una Copa. En la temporada 1982-83, Cruyff inventó junto a su compañero Jesper Olsen el penalti indirecto. Se denominó así a la acción, ya que en vez de lanzar directo a puerta, Cruyff le pasó el balón a Olsen, quien se lo devolvió para que éste, finalmente, anotara el gol. Esa misma temporada, se murió el cuidador del campo del Ajax, que era como un segundo padre para Johan. Cayó en un estado de tristeza y el presidente del club aprovechó esta situación para no renovar su contrato, declarando que dudaba de sus cualidades para seguir compitiendo en primera división.

Este acto, volvió a despertar al rebelde que Cruyff llevaba dentro y decidió responder a estas declaraciones firmando por el máximo rival del Ajax, el Feyenoord. Ya con 37 años y, siendo esa su última temporada, Cruyff se alzó con la Liga, la Copa y el trofeo de mejor jugador de la Eredivisie. Despedida de grande para uno de los más grandes.

Johan Cruyff se vengó del Ajax fichando por el Feyenoord

Johan Cruyff se vengó del Ajax fichando por el Feyenoord

En cuanto a su participación con la selección, Johan debutó en un partido contra Hungría en septiembre de 1966 (anotando un gol, por supuesto). A pesar de disputar 48 partidos de naranja, sólo consiguió disputar el Mundial de 1974, en Alemania Federal. Fue suficiente para dejar su huella a los mandos de la conocida como “Naranja Mecánica”, un equipo que realizaba un juego muy vistoso, siendo considerado como uno de los equipos más grandes de la historia del fútbol. Encuadrados en una temible segunda fase con Brasil, Argentina y Alemania Democrática, Holanda ganaría a estas tres selecciones para enfrentarse en la final a Alemania Federal. Los oranje no pudieron refrendar su excelente torneo con el título, que cayó en mano delos alemanas gracias al 2-1 final. Johan Cruyff conquistaría el trofeo al Mejor Jugador del campeonato.

Imagen de la Naranja Mecánica, con Johan Cruyff de capitán

Imagen de la Naranja Mecánica, con Johan Cruyff de capitán

En 1976, acudió con su selección a la Eurocopa celebrada en Yugoslavia, donde cayeron en semifinales ante Checoslovaquia. Finalmente conseguirían el tercer puesto final al vencer por 3-2 a la anfitriona en la final de consolación.

En 1977, colgaría las botas con selección, pese a los desesperados intentos de toda Holanda por convencerle, incluida una multitudinaria fiesta organizada por los diarios De Telegraaf y Avro’s Sportpanorama y los 14 000 firmas recogidas por la cadena de televisión Tros bajo el lema “Convencer a Cruyff”.

Retirado como jugador, en la temporada 1984-85, Cruyff se incorporó al organigrama deportivo del Ajax, dirigido entonces por Leo Beenhakker. Desde el primer día, Cruyff cambió la estructura del club radicalmente, instaurando en la cantera un sistema de juego mucho más ofensivo (3-4-3) acorde a su idea de fútbol total. Fruto de esa idea, nacerían excelentes futbolistas como los hermanos de Boer, Davids o Seedorf. En 1985, se hizo cargo del primer equipo como entrenador, puesto que ocupó durante dos temporadas y media para cosechar dos Copas de Holanda y una Recopa de Europa, siendo nombrado mejor entrenador del mundo por la revista World Soccer Magazine.

En 1988 firma por Barcelona, al que llegó en idéntica situación que cuando lo hizo como jugador, con el club hundido en una grave crisis. Con el apoyo de la directiva, creó un proyecto a largo plazo, despidiendo a la mayor parte de la plantilla, para incorporar a gente como Txiki Begiristain o José Mari Bakero. Sus dos primeras temporadas fueron difíciles, aunque consiguió la Recopa de Europa en la primera y la Copa del Rey en la segunda.

La insistencia en su idea de juego empezó a generar éxitos con la Liga de 1990-91, ganada en la última jornada gracias al pinchazo del Madrid en Tenerife por un conjunto liderado por Laudrup y Stoitchkov. La siguiente temporada, repetiría título liguero y alcanzaría la famosa Copa de Europa de Wembley (la primera en la historia del club catalán), al derrotar en la final a la Sampdoria con un gol en el minuto 111 de Koeman. Desde entonces, el equipo blaugrana fue conocido con el sobrenombre de Dream Team. Un equipo que repetiría título liguero en las temporadas 1992-93 (con el segundo pinchazo del Madrid en Tenerife) y 1993-94, con el famoso penalti fallado por Miroslav Djukic en el último minuto del Deportivo – Valencia, que dejó a los primeros sin título de  Liga. En esa misma temporada, el Barcelona volvió a una final de Liga de Campeones (llamada así desde la edición de 1992-93), pero sucumbiría por un rotundo 4-0 frente al Milan. Era el fin del Dream Team.

El Barcelona celebrando la Copa de Europa conseguida en 1992

El Barcelona celebrando la Copa de Europa conseguida en 1992

Cruyff entendió que era el momento de rejuvenecer el proyecto y así lo hizo al contar en el primer equipo con gente como De La Peña, Celades, Óscar y Roger García o incluso su propio hijo, Jordi. Pero los resultados no acompañaron, e incluso el equipo vio como el Madrid se vengaba del 5-0 sufrido la temporada anterior, infligiéndoles la misma derrota. Ya en la temporada 1995-96, los resultados seguían sin mejorar (pese a que el proyecto se reforzó con el fichaje de Luis Figo). En esa misma temporada, Johan Cruyff sería despedido a falta de dos jornadas para el final de la liga, tras una acalorada discusión con Joan Gaspart, motivada por los rumores de que el club negociaba la contratación de Bobby Robson.

El 2 de noviembre de 2009 se hizo cargo de la selección de Cataluña, con la que ya había disputado dos partidos amistosos en 1973 y 1976. Al mando de la selecció ha sido capaz de vencer a potencias como Argentina, por 4-2 el día de su debut. Tres años más tarde, anunciaría su jubilación, siendo reemplazado por Gerard López.

Su última experiencia ligada al fútbol tuvo lugar en Méjico, tras ser nombrado director deportivo del Guadalajara en febrero de 2012, con un contrato de tres temporadas. Sin embargo, esta relación se rompió en diciembre del mismo año, por discrepancias entre Johan y los directivos del club.

La carrera de Johan ha dejado numerosos momentos para la memoria del fútbol. Fue un hombre rebelde y muy fiel a sus ideas, como ha demostrado en varias ocasiones. No ha tenido problemas en vengarse de su Ajax en varias ocasiones, aunque fuese su cuna futbolística. Tampoco dejó que nadie coartase su forma de ser e incluso se negó a jugar el Mundial de 1978 por estar en total desacuerdo con la Federación holandesa, así como las cosas que pasaban en Argentina por entonces. En concreto, no le gustaban las concentraciones impuestas por la Federación y se negó a jugar en un país que estaba regido por una dictadura, como pasaba en Argentina.

Johan Cruyff fue un hombre comprometido y fiel a sus ideas

Johan Cruyff fue un hombre comprometido y fiel a sus ideas

También tuvo problemas con la marca Adidas, otro de los motivos de la renuncia al Mundial del 78, una disputa con la marca que ya venía desde atrás. En el Mundial de 74, Johan Cruyff jugó con las dos rayas de Puma en su camiseta de Holanda, mientras que el resto de compañeros vestían las tres rayas características de Adidas.

También es curiosa la historia del dorsal número 14. En sus primeras temporadas en el Ajax, siempre lució el dorsal número 9. Pero tras recuperarse de una larga lesión en la temporada 1970-71, se encontró con que ese dorsal estaba ocupado por Gerrie Mühren. Por lo tanto, decidió escoger el 14, un dorsal que ya nunca abandonaría, aunque por aquel entonces era muy inusual que alguien titular no luciese un dorsal comprendido entre el 1 y el 11.

El Johan Cruyff fuera de los terrenos de juego fue un hombre emprendedor y comprometido. Fundador y colaborador de varias asociaciones que ayudan a niños a través del deporte, como la Johan Cruyff Foundation y la Cruyff Academics International.

Finalizaremos este artículo con algunas de las frases más destacadas que han salido de la boca de Johan Cruyff:

  • “En el reino de los ciegos, el tuerto es el rey, pero sigue siendo tuerto”
  • “Todo el mundo sabe jugar a fútbol si le dejas cinco metros de espacio”
  • “El juego sencillo es el más precioso. ¿Cuantas veces ves un pase de 40 metros cuando 20 son suficientes? La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil”