Categorías: Mundial Rusia 2018

A Messi le queda una bala en la recámara

Rusia custodia la última chance de Messi y compañía para conquistar un título a nivel de selecciones. La camada de futbolistas argentinos contemporánea al 10 del Barça intentará levantar un trofeo después de haber perdido tres finales seguidas en Brasil, Chile y Estados Unidos. El pasado futbolístico no se recuerda agradablemente en Argentina a día de hoy. Tres subcampeonatos al hilo acumula la selección mayor y sigue sin poder frenar la sequía de 25 años sin levantar un trofeo. Una cifra alarmante si tenemos en cuenta que el mejor futbolista en lo que llevamos de siglo nació en Rosario, y que nos remite a la generación del Diego para rememorar una época de pleno éxito en el fútbol argentino. Con un equipaje desbordante de ilusiones pero también de críticas, aterrizará en Moscú la delegación argentina para preparar los partidos ante Islandia (16/06), Croacia (21/06) y Nigeria (26/06).

Análisis táctico de Argentina

A nivel táctico, esta selección innova poco. Dependerá mucho de si se decide Sampaoli a plantar una línea de 4 o 3 defensores, pero lo que se puede augurar es una tradicional línea de 4 atrás. Coherentemente con las posibles alineaciones que he propuesto, voy a intentar deshuesar las herramientas tácticas que tiene Argentina.

La consigna de Sampaoli y los suyos es la tenencia. Recuperar el balón lo más rápido posible y defenderse con él es, en teoría, a lo que juega Argentina. Sin balón sufren, porque muchos jugadores recuperadores en el centro del campo no hay. Mascherano es el que más características de marca tiene. Mascherano, que contra Asensio demostró que ya no está más al nivel que se exige. Y después, Biglia. Ambos, Javier y Lucas, tienen 32 y 33 años cada uno. Por eso Argentina no puede jugar a defenderse. Por eso, y porque tiene una de las mejores delanteras del campeonato. Es imperial un fútbol ofensivo cuando tienes a Di María, Agüero, Higuaín y Messi arriba.

Veremos mucho eso. Cuando les quiten el balón, intentarán recuperarlo de inmediato con una presión gradual y ordenada desde la segunda línea. Con balón, van a generar muchas jugadas trabajadas.

¿Copiar al Barça como solución?

El equipo intentará disponer el mejor escenario posible para que Messi invente. El dibujo que le sitúa en la delantera con un atacante Lionel lo conoce de sobra, esta temporada con Valverde ha jugado arriba acompañado de Suárez y con una línea de 4 en la media. La idea es que el diez se sienta cómodo, que su juego fluya como en la liga española.

Otro aspecto del juego del Barça, además del mero posicionamiento inicial, que Argentina estará obligada a reproducir es el la sociedad Messi-lateral. Ahora con Jordi Alba, con Dani Alves antes. La  capacidad asociativa de Messi con los laterales los convierte en atacantes. Para el diario argentino Olé, Nicolás Tagliafico –el presunto lateral izquierdo de la selección para el mundial- decía lo siguiente:

Yo lo miro a Jordi Alba y sé que tengo que mirarlo más. Messi en su momento tuvo de socio a Dani Alves y ahora lo tiene a Jordi Alba. Prácticamente se conocen de memoria. Leo se la tira desde el medio hacia la izquierda, Jordi desborda y da el pase atrás para que Leo, que viene acompañando la jugada, la meta.

No será de extrañarse que Tagliafico y Messi intenten hacer esa jugada, que tanto hemos visto este año en el Barcelona.

Posible 11 titular y jugadores clave de Argentina

Como venía diciendo. Especulación total sobre la lista de 35, luego la de 23 y ahora que ya están todos, sobre los lesionados y el once que sacará ante Islandia. De la lista que dispuso el entrenador se destacan las presencias de Maximiliano Meza o Franco Armani y las ausencias de Enzo Pérez o Mauro Icardi. Una baja confirmada de los 23, la del portero Sergio Romero (bloqueo articular de rodilla), que será reemplazado por Nahuel Guzmán. Y dos futbolistas con problemas físicos por solucionar: Biglia (fractura lumbar), que viajará con certeza, y Mercado (trauma lumbar). Una duda cabe y es la de Mercado, el lateral está concentrado pero Sampaoli lo evaluará hasta el viernes o sábado con la consigna de llevar solamente jugadores sanos.

En ese caso, se modificaría no solo la lista sino el once estelar, dado que Mercado es titular en el puesto de defensor derecho. Ansaldi podría ser el elegido para suplirlo en caso de que el sevillista se caiga de la lista, aunque Eduardo Salvio ha sonado más fuerte estos últimos días.

Daniel Edwards, periodista corresponsal para Goal en Buenos Aires, nos da una pista de lo que será el once titular a partir del primero equipo que el entrenador eligió en los entrenos, disponiendo de los 23. Según Edwards, el primer once que Sampaoli eligió en Ezeiza con la baja confirmada de Romero, fue el siguiente.

Estos fueron los primeros once de Sampaoli

¿Defensa de 3 o de 4?

Sin portero por motivos inherentes al método de entrenamiento e influenciado o no por la baja de Romero que recién se había dado a conocer. Predecir un once titular, con las incertezas que hay todavía, es imposible. Demasiadas incógnitas no solo en cuanto a nombres sino al modo de juego. Sampaoli agarró la selección convencido de que el sistema adecuado era un 3-4-3 que cambió para su cuarto partido. A fecha siguiente volvió a plantar tres centrales, y en los amistosos fue alternando de igual manera. El último registro disponible es el 6-1 en Madrid sin Messi, con Biglia antes de lesionarse y Mercado en banda.

Con los 23 seleccionados disponibles, seguramente saldrán estos once de inicio.

Si están al cien por cien, Biglia y Mercado estarán en el once. Vienen estando y les juega a favor ser ambos amigos de Messi. Hoy, son indiscutibles. Para mí, este equipo será el que debute ante Islandia el dieciséis, luego podrían haber variantes dependiendo de la situación y el rival, pero las incógnitas nacen cuando recordamos que puede que Mercado y Biglia no estén (o que viajen a Rusia pero no se acaben recuperando), y, en ese caso, la alineación sería la siguiente:

Las variantes para cada puesto: guardameta, lateral derecho y volante central

Dudas en el lateral y en la portería

En la banda el pulso lo está ganando Salvio. A pesar de que en el Benfica juega de volante o extremo, con Sampaoli siempre ha defendido esa banda. Y ha rendido. Ansaldi está entre los 32, según Sampaoli, porque puede jugar en ambas bandas, pero lo ha llamado ante la duda de Mercado. El defensor derecho será una duda hasta último momento si Mercado no llega, eso seguro.

En el mediocampo no hay otro Biglia. Incluso se hablaba de que Mascherano podía ir como recambio de Biglia por sus características. Si prescinden de Biglia, el equipo técnico tendrá que colocar en esa posición a un volante más creativo que de corte al tener como únicas alternativas a Gio Lo Celso (PSG) y al sevillista Banega, que ha ido perdiendo terreno en los últimos partidos.

El arco lo están peleando Caballero y Armani. El arquero del Chelsea tiene un gran factor a favor: ya sabe lo que es defender el arco de Argentina. Mientras que Armani está viviendo recién su primera convocatoria al seleccionado. En cambio, Armani puede presumir de ser titular en River Plate tanto en el campeonato argentino como en copa al contrario de Caballero, que es el segundo de Courtois en Inglaterra.

Así se clasificó Argentina para el Mundial de Rusia

Del proceso clasificatorio se podrían escribir 10 páginas. Desde el desastre en la AFA hasta la tercera final perdida, pasando por la dimisión de Messi, la cruzada de los jugadores contra la prensa local o el desfile de entrenadores, uno puede extenderse sin más ni más.

Primero, si lo contamos por orden cronológico, nos remitimos a las eliminatorias sudamericanas. Una competición muy exigente, sí, pero que reparte cuatro cupos directos y una repesca entre los 10 contendientes. Pues bien, lo previsible era que el top 4 fuese simplemente un trámite para la albiceleste, pero la realidad quedó lejos de eso. 18 partidos jugados, ganados solo siete y el mismo número de empates.

A la intermitencia de los jugadores se le sumó una inestabilidad en el banquillo; y es que fueron tres los entrenadores que llevaron las riendas del seleccionado en su momento. El Tata Martino, Bauza y el vigente Sampaoli intentaron, de una u otra manera y sin conseguirlo satisfactoriamente, consolidar un equipo a la altura de los mejores del mundo. En fin, después de una campaña con más bajos que altos y antecedidos por dos empates en casa, viajaron a Quito en la última fecha siendo sextos en la clasificación y con la obligación de ganar para asegurarse apenas un puesto en la repesca.

Sí, así de tensa estuvo la cosa hasta el final.  Y si ya la tenía complicada en la previa, después del gol de la selección ecuatoriana en el primer minuto de juego, toda una nación la vio negra. 0-1 y remontada obligada, en la altura de Quito y bajo una pronunciada llovizna, con todos los pronósticos en contra, había exclusiva y discriminadamente un solo ser capaz de darle la vuelta a la situación, uno y solo uno.

Y Messi hizo de Maradona

Martín Liberman lo sintetizaba en un análisis post-partido:

“Estaba esperando que Messi tuviera una actuación consagratoria, y el otro día se puso el traje de Maradona”.

Pues eso, lo que tanto le recriminaban: que apareciese en los momentos claves. Messi se llevó a casa el balón después de hacer tres goles y clasificar a su selección al mundial, dado el resultado del Brasil-Chile que se jugaba en simultáneo.

Desde ese día, el país entero se ha ido llenando de ilusión, como es normal. En el sorteo de fase de grupos le tocó la debutante Islandia, Croacia y Nigeria.  Paralelamente a los amistosos y los viajes de Sampaoli, se ha especulado sobre quiénes serían los llamados para jugar la Copa del Mundo y es por eso que hoy, a menos de un mes de que arranque, una gran parte del público tiene más dudas que certezas en cuanto a onces y estrategias.

La última oportunidad de Argentina

«Si nos va mal, tenemos que desaparecer todos».

Messi firma la frase que servirá para evaluar el mundial de la selección argentina. Habla por la generación de futbolistas que viene jugando para la Argentina recientemente: Mascherano, Agüero, Biglia, Di María y él. El famoso Club de Amigos, bautizado así por la prensa argentina. La mayoría de ellos ya jugó dos mundiales -Sudáfrica y Brasil- y son conscientes de lo que significa Rusia 2018. Mucho más después de haber perdido tres finales consecutivas, dos de Copa América y la del pasado Mundial contra Alemania.

Lo que Javier Mascherano dijo en la última rueda de prensa, luego apropiado por Lucas Biglia, quien afirmó que sentía igual, podría sintetizar de manera perfecta la mentalidad con la que este grupo de futbolistas enfrentará el Mundial que viene.

“Soy un soldado que ahora va directamente a morir. Esta es mi última batalla”.

Es ahora o nunca para Mascherano. Messi dijo algo parecido hace un par de meses. El reloj de la selección se agotará en Rusia y al parecer, los referentes argentinos son conscientes de lo que significaría un fracaso más.

Serial Mundial de Rusia 2018

Grupo ARusiaArabia SaudíEgiptoUruguay
Grupo BPortugalEspañaMarruecosIrán
Grupo CFranciaAustraliaPerúDinamarca
Grupo DArgentinaIslandiaCroaciaNigeria
Grupo EBrasilSuizaCosta RicaSerbia
Grupo FAlemaniaMéxicoSueciaCorea del Sur
Grupo GBélgicaPanamáTúnezInglaterra
Grupo HPoloniaSenegalColombiaJapón
Compartir

Esta web usa cookies.