La Roja en Rusia, el uno por uno de la Selección Española

Uno x uno de España Mundial Rusia

No ha sido un buen Mundial para España. Víctima de un ritmo demasiado bajo y una posesión del balón altísima pero inútil. El equipo de Hierro no supo encontrar el camino para desarbolar a los rivales. Al final la Roja cayó en octavos a pesar de estar emparejada en la parte débil del cuadro. Algo que le ofrecía tener un camino que muchos aventuraban como “sencillo”. Nada más lejos de la realidad. Este es el uno x uno de España Mundial Rusia.

Uno x uno de España Mundial Rusia: defensas

Nacho Fernández. Fue la gran apuesta de Hierro en este Mundial. Sin un Carvajal a la altura de las circunstancias, Hierro apostó por él en detrimento de Odriozola y Azpilicueta. Sus características hicieron que luciera poco, pues la selección pasó buena parte del campeonato moviendo el balón en campo rival y replegando poco y mal. Marcó un bonito gol ante Portugal cuando no estaba realizando un buen partido. En octavos repitió como titular por segunda vez. Dio todo pero quizás la Roja echó de menos algún puñal más por una banda derecha prácticamente invisible.

Jordi Alba. El peligro de España sólo llegaba por banda izquierda, algo que detectaron al instante los entrenadores rivales. El lateral del Barça no tuvo espacios para llegar por sorpresa al área rival ni tampoco para clavar alguna de sus habituales diagonales izquierda-derecha. Pieza clave de la selección desde hace años, el catalán no pudo exhibir su habitual explosividad. Dicho esto, siempre ofreció soluciones por su banda. Algo que brilló por su ausencia en la banda diestra, donde atacar con un mínimo de profundidad pareció, por momentos, una quimera.

¿La mejor pareja de centrales del mundo?

Gerard Piqué. En el que seguramente ha sido el último campeonato de Piqué con España, el central no ha tenido una despedida a su altura. Su magistral salida de balón, lo más reseñable de su rendimiento. Por lo demás, al igual que todo el equipo, dio la sensación de ser un flan sin la pelota en los pies. Su absurda mano ante Rusia en octavos condenó a España a la tanda de penaltis y de ahí al precipicio.

Sergio Ramos. Autor del récord de pases en un partido desde 1966. Ramos fue el primer espada del equipo español e integrante de un doble pivote muy peculiar formado junto a Piqué. Ambos vivieron siempre a la altura del medio campo rival. Los pocos metros que los rivales ofrecieron a España durante todo el campeonato hizo que viéramos su versión más “Beckenbaueriana”. Entre Iniesta y él tuvieron un grave error que costó un gol de Marruecos que hubiese podido costar el primer puesto del grupo. Si bien en líneas generales se le vio muy seguro con el balón en los pies . Aunque algo menos seguro cuando el rival apretaba cerca del área española, algo que no sucedió demasiadas veces.

Uno x uno de España Mundial Rusia Sergio Ramos
Uno x uno de España Mundial Rusia: ¿Ramos ha hecho un buen torneo o uno malo?

Uno x uno de España Mundial Rusia: centrocampistas

Sergio Busquets. Empezó el Mundial de forma casi catástrofica, fuera de sitio, lento de movimientos y dando la sensación de que sufría en exceso corriendo hacia atrás. Fue cogiendo el tono en los siguientes partidos, si bien es verdad que ninguno de los rivales exigió lo que Portugal. Seguro en el pase como en él es habitual, se echó en falta algún acompañante que ayudara al pivote del Barça en sus tareas defensivas y que compartiese su gusto por el juego sencillo y de toque.

Koke. Autor de uno de los fallos en la tanda de penaltis ante Rusia, Koke estuvo en la línea del equipo, plano y sin la brillantez que se supone de todo un centrocampista internacional con la Roja. Fue el mejor compañero de Busquets en cuanto al reparto de las tareas defensivas y a la ocupación de los espacios, sin embargo careció de brillantez con el balón. El fútbol español lleva tiempo esperando que Koke coja definitivamente las riendas de la Selección pero el jugador del Atlético no acaba de rendir con el combinado nacional ni una décima parte de lo que se esperaba.

Thiago Alcántara. Su elegancia sigue a la altura de su intrascendencia en el juego. Fue titular ante Marruecos y participó unos minutos frente a Portugal, pero nunca se adueñó de la medular española. Sin pases decisivos, su participación se limitó a ser un elemento más del ritmo lento y cansino que exhibió el equipo nacional. Ni Koke ni Thiago fueron el socio que Busquets necesitaba, mientras que Saúl no tuvo ninguna oportunidad, a pesar de que ninguno de los otros dos convenció a nadie.

Uno x uno de España Mundial Rusia: mediapuntas

Lucas Vázquez. Su participación se limitó a unos minutos contra Portugal y a su titularidad frente a Irán. En ambos partidos tuvo actuaciones discretas. Cierto es que no tuvo espacios y el tiki-taka mal entendido de la Roja no le benefició, aunque no estuvo fino en el uno contra uno ni dio ese punto de electricidad que se esperaba de él.

Uno x uno de España Mundial Rusia: delanteros

Rodrigo Moreno. El cambio de seleccionador fue una puñalada a sus aspiraciones de exhibirse en este Mundial. Era el 9 de Lopetegui, su gran apuesta. Con Hierro su rol se vio relegado al de tercer delantero, muy poco protagonismo para lo que se presuponía desde un principio. Sin relevancia en los tres primeros partidos, entró en la prórroga contra Rusia, donde generó mucho peligro entre la zaga de los anfitriones con sus buenos desmarques en carrera, otorgando esa profundidad de la que tanto careció España durante todo el campeonato. Su Mundial se resume en una palabra: desaprovechado.

Uno x uno de España Mundial Rusia Rodrigo Aspas
Uno x uno de España Mundial Rusia: la selección necesitó más minutos de Rodrigo y Aspas

Iago Aspas. Uno de los pocos jugadores que dio exactamente de lo que se esperaba de él. Siempre enchufado e incisivo, fue el autor del gol que dio a España el primer puesto de su grupo. No fue titular en ninguno de los cuatro partidos pero siempre dio la sensación de peligro y de estar a un par de velocidades más que muchos de sus compañeros. Como con Rodrigo, su Mundial fue un perpetuo desaprovechamiento.

Diego Costa. De más a menos. Su primer partido hizo buena la apuesta de Fernando Hierro, que siempre tuvo claro que el rojiblanco era su número nueve. Se fue quedando sin espacios y ahí el hispano-brasileño se diluyó. Sin la rabia y el carácter que tanto le perjudica en muchas ocasiones, este parecía ser su Mundial, sin embargo el ralentí de España estaba tan bajo que las revoluciones del ariete quedaron bajo cero…y de ahí a su desaparición. Siempre voluntarioso y muy comprometido, quizás no fue el perfil de delantero que el equipo necesitaba en muchos momentos.

El adiós de la leyenda

Andrés Iniesta. Seguramente el jugador más respetado de la historia del fútbol español al que hemos visto en su pleno ocaso. Titular en los 3 partidos de la liguilla, exhibió algunas gotitas de su talento, pero siempre dio la sensación de estar a varias velocidades menos de lo que fue su máximo nivel. Su sociedad con Isco fue de lo poco reseñable en este Mundial, que será recordado por el amargo adiós del gran Andrés Iniesta. Contra Rusia salió desde el banquillo pero ni siquiera él encontró la llave para derribar el muro del anfitrión.

Uno x uno de España Mundial Rusia Iniesta
Uno x uno de España Mundial Rusia: triste despedida para Don Andrés Iniesta

Uno x uno de España Mundial Rusia: las grandes decepciones

Dani Carvajal. Llegó al Mundial fuera de forma y en pleno proceso de recuperación de una lesión muscular acontecida en la final de Champions. Suplente en el primer partido, fue titular en los dos siguientes, en los que se le vio fuera de forma y muy desacertado. Sin la explosividad a la que nos tiene acostumbrados, el carril derecho de la Roja la echó de menos. Suya fue la asistencia a Iago Aspas que le dio el primer puesto del grupo a su equipo, su única acción reseñable en la Copa del Mundo. Frente a Rusia entró en sustitución de un lesionado Nacho, pero su acierto no varió.

Marco Asensio. Su Mundial ha sido una tremenda decepción para muchos de los que esperábamos ver al Asensio que tiró la puerta abajo en el Real Madrid. Figuraba como jugador número 12 en muchas quinielas, pero su participación fue algo más limitada. Al igual que muchos jugadores de España padeció la falta de espacios en ataque, si bien es verdad que nunca se le vio la chispa y la personalidad que ha hecho de él uno de los jóvenes más prometedores del mundo. Jugó por izquierda y por derecha, pero nunca encontró su sitio, sobre todo ante Rusia, cuando fue titular. El futuro de la selección pasa por él, será interesante verle con más galones a su espalda en los próximos campeonatos.

Los señalados de España en el Mundial

David De Gea. Señalado por muchos, su Mundial puede marcar un antes y un después en su trayectoria con la Selección. Su error ante Portugal y su inseguridad manifiesta hizo que se planteara su suplencia tras el primer partido. Sin embargo Hierro apostó por él. En los restantes partidos no tuvo mucho trabajo, si bien a pesar de todo no dejó de transmitir imagen de debilidad. Hizo temblar al aficionado a poco que el rival pasase de tres cuartos de campo. Sin paradas reseñables, la tanda de penaltis ante Rusia, donde no consiguió atajar ninguno de los 5 lanzamientos rivales, no fue más que el fiel reflejo de un campeonato, el suyo, para olvidar.

Uno x uno de España Mundial Rusia De Gea
Uno x uno de España Mundial Rusia: De Gea, el gran señalado

David Silva. Ausente en su equipo durante el último tercio de la temporada debido a un problema personal. Esto acabó por hacerle llegar en un paupérrimo estado de forma ante la que podría ser su última gran cita internacional. Sin ritmo ni un tono físico digno de una cita de este calibre. Las botas de Silva pesaban quince quilos más de lo habitual…y así lo notó su juego. Inoperativo, sin desborde y sin espacios para facilitar algún pase de gol a sus compañeros. Lo peor no fue su juego, sino que su entrenador no tuviese los arrestos de sentarle antes de que fuese demasiado tarde.

Uno x uno de España Mundial Rusia: los mejores jugadores

Isco Alarcón. Brillante, el mejor jugador de la selección en este Mundial con una diferencia aplastante sobre el resto. Se echó al equipo a la espalda en todo momento desde su banda izquierda, cayendo al centro y hasta por derecha. Desequilibrante y mágico cada vez que tocaba el balón. La única pega que puede ponerse a su juego es que no encontró los socios necesarios para llevar a España a tener una buena actuación global en el campeonato. Lo intentó con Alba, con Busquets y hasta con lo que quedaba de Iniesta, pero siempre estuvo demasiado solo.

El papel de Hierro

Fernando Hierro. Llegó a la selección con un mensaje pacificador que aplacó los huracanes que se avecinaban en el vestuario de la selección. A partir de ahí su mano brilló por su ausencia. Confió en Silva hasta el final, a pesar de que el jugador del City no estaba apto para estas lides. No encontró un lateral derecho que diera otro aire a la banda derecha española. Dejó sin participación al poco experimentado Odriozola en favor de un correcto Nacho y un Carvajal absolutamente fuera de forma. En ataque, Diego Costa robó demasiados minutos a Iago Aspas y sobre todo a Rodrigo, sin apenas minutos. Sus planteamientos iniciales no dieron a España lo necesario para llevar a cabo un juego brillante. Pero sus cambios tampoco mejoraron nada. Su futuro es una incógnita, si bien parece que sus cuatro partidos como seleccionador también serán los últimos.

No participaron: Kepa, Reina, Odriozola, Azpilicueta, Saúl, Monreal.

Deja un comentario