Repaso a los Balones de Oro más polémicos de la historia reciente

Echando la vista atrás a los galardonados con el Balón de Oro de la época reciente del fútbol, pongamos del 2000 adelante, hay casos que han creado cierta controversia. Pero hay uno que se lleva la palma por encima de todos. Hablamos del caso del 2001, el Balón de Oro “robado” (para muchos) a Raúl González Blanco. Es cierto que ha habido otros casos polémicos, así que vamos a repasarlos brevemente.

Figo, Balón de Oro, 2000

El portugués se hizo con el máximo galardón mundial a nivel individual superando por sorpresa a Zidane. El francés era el claro favorito en las encuestas previas. Incluso muchos de los votantes declararon que llevaban tiempo pensando en Zidane, pero que en las últimas horas habían decidido cambiar su voto. Ninguno explicó cuáles habían sido las razones concretas. Lo que está claro es que parece que pesó el boom mediático que supuso el fichaje del portugués por el Madrid desde el Barcelona. Así como algún percance del francés, cabezazo mediante a un jugador del Hamburgo.

Figo, con su Balón de Oro en el año 2000.
Figo, con su Balón de Oro en el año 2000.

 

Owen, Balón de Oro, 2001

La edición del 2001, como decíamos en la introducción, es la más polémica de la historia reciente. Todos daban como favorito a Raúl, pero Owen acabó levantando el galardón, con 26 puntos de diferencia con el por entonces delantero madridista y con 62 sobre el portero alemán Kahn. Parece ser que en esta edición lo que primó fue lo colectivo. Y es que el inglés levantó hasta tres títulos esa temporada: Copa de la UEFA, Curling Cup y FA Cup. Siendo un jugador importante para su equipo, sus números individuales tampoco eran nada del otro mundo (16 goles en la Premier, por ejemplo).

Owen privó a Raúl de su Balón de Oro en 2001
Owen privó a Raúl de su Balón de Oro en 2001

Entraremos ahora en materia para valorar los méritos que había hecho Raúl ese año. Primeramente hay que decir que con el Madrid alzó el título de Liga y cayó en semifinales de la Champions. De la competición doméstica fue el máximo goleador, con 24 tantos, alzándose también con la Bota de Bronce del fútbol europeo, por detrás de Henrik Larsson y Crespo. A pesar de caer en semifinales de la máxima competición europea, fue también su máximo goleador, con 7, convirtiéndose además en el máximo goleador histórico de la competición en ese momento. Finalmente, fue elegido como mejor jugador de la Liga.

Lo que más dolió, sin duda, fue que se utilizara como argumento el papel del jugador con la selección. El motivo: en 2001 no hubo competiciones a nivel de selecciones. El poco peso que tenía por entonces La Furia en el panorama internacional le privó de aparecer más arriba en pasadas ediciones del galardón. Pero no debió ser un obstáculo en la del 2001, en la que, por supuesto, Owen tampoco había conseguido nada destacable con Inglaterra.

¿Y qué pasa con Khan?

Valorando todos los datos, Raúl había estado individualmente por encima de Owen, pero no colectivamente. En ese sentido, Khan podría quejarse más. El meta alemán atravesaba su mejor momento individualmente y había ganado la Bundesliga y la Champions.

Cannavaro, Balón de Oro, 2006

El defensa italiano se hizo con el Balón de Oro de ese año tras la consecución con su selección de la Copa del Mundo disputada en Alemania. Fue el elemento diferencial, lo que más pesó en la elección del ganador. Tanto es así que el segundo en la votación también fue italiano. Y de una posición del campo (portero) que muy pocas veces sale representada. Estamos hablando de Gianluigi Buffon. El Balón de Bronce sería para el francés Thierry Henry. Si bien para muchos críticos fue difícil el entender que Cannavaro pudiese haber sido el mejor jugador del mundo en ese año, la competencia no era grande. Además, “Il Bello” también había conseguido el título liguero con la Juventus (revocado posteriormente por el escándalo de los partidos amañados).

Messi, Balón de Oro, 2010

Tema más que hablado. Para muchos (su mayoría españoles, claro está) sigue siendo inexplicable que ese Balón de Oro no fuese para Iniesta o para Xavi, o incluso para Sneijder. Los méritos de cada uno, individualmente, podrían perfectamente superar a los del argentino. La “excusa” utilizada para defender al ganador del galardón era bastante concisa, simple y clara al mismo tiempo:

“sí, pero es que Messi es el mejor”.

¿Y quién podría decirles lo contrario? La polémica vino, sobre todo, por el cambio en los méritos a valorar. Si cuatro años atrás vimos como lo que más pesaba era el Mundial, eso cambió radicalmente en la edición de 2010. En ella, Iniesta y Xavi (campeones) y Snejder (subcampeón) superaban claramente a Messi (eliminado en cuartos de final). En cuanto a los méritos con sus clubes, los tres blaugrana ganaron ese año la Liga y el argentino se alzó con la Bota de Oro europea. Por su parte, Snejder se adjudicó el triplete con el Inter: Copa, Liga y Champions.

Otro dato que habla de la igualdad en esta edición ha sido la falta de unanimidad. Mientras que Messi cosechó más votos entre entrenadores y capitanes, Iniesta lo hizo entre la prensa. El resultado final deja bien a las claras la igualdad de ese año: Messi 22,65%, Iniesta 17,36%, Xavi 16,48% y Sneijder 14,48%.

La Masía copó los tres primeros premios del Balón de Oro en 2010: Messi, Iniesta y Xavi.
La Masía copó los tres primeros premios del Balón de Oro en 2010: Messi, Iniesta y Xavi.

Cristiano Ronaldo, Balón de Oro, 2013

Si lo que queremos es hablar de igualdad casi absoluta, entonces la edición del 2013 se lleva la palma. Entre el Balón de Oro y el de Bronce la diferencia fue de un 4,63% de los votos. El resultado final fue: Cristiano Ronaldo 27,99%, Messi 24,72% y Ribery 23,36%. La polémica radica en que Cristiano no había sumado ningún título con su club . Pero, sobre todo, a que se ampliase el plazo de votación, incluyendo así el partido de repesca al Mundial. En el mismo, Portugal ganó a Suecia con un hattrick del delantero. Sus 69 goles ese año fueron decisivos, aunque Ribéry ganó el triplete con el Bayern.

Al igual que en el 2010, lo individual primó sobre lo colectivo. Otra similitud con la edición del 2010 fue la falta de unanimidad. Cristiano ganó en los votos entre entrenadores y capitanes, mientras que Ribéry fue el más votado por la prensa.

[table “106” not found /]

2 comentarios en “Repaso a los Balones de Oro más polémicos de la historia reciente”

  1. O sea que no esta el balon mas bochornoso de la historia el de sevchenko jajaja vamos apaga y vamonos, este tio gano el balon de oro cuando otro equipo el oporto liderado por un tal deco gano el triplete por segunda vez (creo) en fin….

    Responder
    • Buen apunte Vivamimadre, la verdad es que podía estar perfectamente en la lista, aunque no recuerdo tanta polémica ese año como otros. Sin duda, Deco hubiese sido un más que merecidísimo ganador tras adjudicarse el triplete con el Oporto. Decir, sin embargo, que esa temporada Sheva ganó el Scudetto siendo el máximo goleador con 24 goles en 32 partidos y la Supercopa italiana, anotando un hattrick en la final (victoria por 3 a 0 ante la Lazio). Y al inicio de esa temporada había ganado también la Supercopa Europea.

      Responder

Deja un comentario