, , ,

Zhaire Smith: ¿el robo del próximo Draft?

The following two tabs change content below.

Jordi Ribera

Los ingredientes de mi felicidad: Un balón de baloncesto, una canasta y un ordenador para escribir mis artículos.

La pasada semana hablamos del gran protagonista de la última Final Four de la NCAA, Donte DiVincenzo. El último escollo para los Wildcats antes de llegar a San Antonio fue Texas Tech, a la que vencieron cómodamente. Precisamente, hoy analizaremos a uno de los mejores jugadores de esta universidad, Zhaire Smith. Este escolta de 18 años ha firmado una buena campaña con los Red Raiders, mostrando potencial para realizar una buena carrera en la NBA. A día de hoy, y si decide presentarse, parece que será una elección de primera ronda en el próximo Draft. Algunas previsiones lo colocan incluso entre los 20 primeros seleccionados.

Zhaire Smith al Draft

Zhaire Smith ha demostrado tener el potencial suficiente para ser elegido en la primera ronda del Draft.
bleacherreport.com

Zhaire Smith, atletismo en vena

Smith es uno de los jugadores más atléticos de su generación. Destaca por su rapidez y, especialmente, por su increíble capacidad de salto. Es capaz de saltar 114 cm en vertical sin carrera previa, algo al alcance de muy pocos. Se mueve de forma muy fluida por la pista y su explosividad le ayuda a la hora de desbordar a su rival. Su estatura (196 cm) es ideal para jugar como escolta, pero la envergadura (206 cm) puede ser su mejor arma para marcar diferencias ante otros jugadores de su posición.
La gran capacidad atlética de este jugador hace que el aficionado no detecte otras virtudes. Un aspecto en el que está infravalorado es su conocimiento del juego. Casi siempre toma la decisión correcta y juega de forma inteligente. Aunque los números digan lo contrario (1,8 asistencias por partido), es un buen pasador, especialmente en transición. Se desenvuelve realmente bien sin balón. Le gana la espalda muchas veces a su defensor y convierte en canasta la mayoría de sus lanzamientos cercanos al aro.
El escolta de Texas Tech puede llegar a ser un gran defensor. A lo largo de este curso ha mostrado un gran esfuerzo y talento en este lado de la cancha. En la NCAA ha sido capaz de defender desde bases hasta alapívots. Pasa muy bien los bloqueos y las pantallas. Es un buen taponador para su tamaño y posición (1,1 tapones por encuentro). Su capacidad atlética le permite puntear lanzamientos a los que no podrían llegar jugadores más lentos. Es un buen reboteador (5 rechaces por partido), logrando atrapar muchos rebotes ofensivos.

Zhaire Smith con un mate.

Zhaire Smith es uno de los jugadores más atléticos del próximo Draft.
usatoday.com

A pesar de su potencial, Zhaire Smith no deja de ser un jugador muy limitado en ataque. Nunca ha sido el principal anotador o playmaker de su equipo. Tiene mucho que mejorar como tirador, a pesar de ser más eficiente que en su último año en el instituto. Ha anotado un 45% de los triples que ha intentado a lo largo de la temporada. Sin embargo, solamente ha probado suerte en 40 ocasiones en 37 encuentros, muy poco para cualquier exterior a día de hoy. No es un buen lanzador de tiros libres (72% de acierto).
Todo escolta de características similares a Smith debe tener un buen manejo de balón. No es el caso del escolta de los Red Raiders. Necesita demostrar que puede crearse sus propios tiros. Durante el pasado curso, sus opciones de lanzar pasaban por su juego sin balón y la capacidad de pase de sus compañeros. A pesar de ser un jugador inteligente y buen pasador, le cuesta crear oportunidades de tiro a sus compañeros. Debido a sus numerosos aspectos a mejorar en ataque, tardará más en alcanzar su potencial que muchos de sus compañeros de camada.

Zhaire Smith, a pesar de todo, es un jugador muy limitado ofensivamente.
vivathematadors.com

Zhaire Smith puede llegar a convertirse en un jugador importante en cualquier equipo de la NBA. Es uno de los proyectos con más margen de mejora del próximo Draft, lo que le valdrá para ser elegido en primera ronda. Una vez llegue a la liga deberá trabajar muy duro en sus habilidades ofensivas. Precisamente, por su necesidad de mejora en este lado de la cancha, es probable que dispute pocos minutos a lo largo de la temporada regular. Sin embargo, si llega al nivel que se le presupone, puede acabar siendo un robo del Draft. Pero para ello deberá dar un salto de calidad a la altura de los jugadores más trabajadores del planeta.

Leer más sobre jugadores que se presentan al Draft 2018